Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bienestar refuerza la atención a la dependencia con 307 millones, más de la mitad de su presupuesto

El ERA contará con siete millones para transformar el modelo de cuidado en cuatro residencias que tendrán unidades de convivencia

Melania Álvarez, ayer, en Siero, con el alcalde, Ángel García. | A. S.

El Gobierno de Asturias gastará el año que viene más que nunca en el que considera uno de los pilares básicos del área de Bienestar: la atención a la dependencia alcanzará un máximo histórico de 307 millones en el proyecto de presupuestos para el próximo año, tal y como avanzó ayer en Siero la consejera de Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez.

Las cuentas de su departamento ascienden para el 2023 a 578.091.985 euros, casi un 20 por ciento más que en 2022, destacó, y más de la mitad de esta cantidad irá destinada a la atención a la dependencia. "A lo largo de esta legislatura, el Principado ha dedicado a este fin más de mil millones", resaltó Álvarez antes de explicar los objetivos básicos del Principado en este campo: avanzar en la transformación del modelo de cuidados de larga duración, fortaleciendo las políticas de atención a las personas dependientes, consolidar el sistema asturiano de garantía de derechos y prestaciones vitales y reforzar las políticas de vivienda. Y los presupuestos "darán cumplimiento a todos estos objetivos", remarcó.

Así, y en lo que tiene que ver con el cuidado a los mayores, el organismo autónomo ERA verá incrementado su presupuesto en más de un 7 por ciento, hasta los 177.159.939 euros, para afrontar la transformación de modelo de cuidados de larga duración. Del montante global, más de siete millones se destinarán a la adaptación de los centros Residencia Mixta (Gijón), Santa Teresa (Oviedo), Valentín Palacio (Siero) e Infiesto (Piloña) para dotarlas de unidades de convivencia. Y también citó la consejera otras inversiones, como 200.000 euros para la redacción de nuevos equipamientos en Allande, Cangas del Narcea, Corvera y Navia, y 1,7 millones dedicados a mejoras de accesibilidad y seguridad. "Así cubriremos todo el territorio, con especial atención al occidente", indicó Melania Álvarez.

El proyecto de presupuestos de la consejería para 2023 también consolida el sistema asturiano de garantía de derechos y prestaciones vitales, asegura la consejera, con una partida de 72 millones que permitirá incrementar cerca de un 15 por ciento la inversión media en cada perceptor del salario social básico. "De este modo, se reforzará la protección a más de 10.000 personas", señaló. Por otra parte, los fondos destinados a la garantía energética aumentarán en 6,5 millones, con el fin de extender las ayudas a un total de 30.000 familias.

Y en el área de vivienda, Álvarez indicó que se duplica el montante hasta 79.339.082 euros, lo que permitirá "aumentar un 31,7 por ciento la financiación destinada a promoción de vivienda pública, triplicar los proyectos de rehabilitación y subir un 23,5 por ciento la partida destinada a reparaciones del parque público".

La consejera anunció además como novedad, y avanzada por el presidente Adrián Barbón hace meses, la puesta en marcha de ayudas dotadas con hasta 1.500 euros, para familias con niños menores de tres años, cuya renta no supere los 45.000 euros y residan en concejos que no cuenten con centros públicos de 0 a 3 o se hayan quedado sin plaza en estas escuelas.

"Se trata de un presupuesto social y progresista, que da respuesta a las personas que se encuentran en situación más vulnerable", asegura Álvarez.

Compartir el artículo

stats