Alianza entre el Principado y la Cámara para evitar el cierre de negocios rurales

Nieves Roqueñí y Carlos Paniceres lanzan un "plan piloto" ideado para facilitar el relevo generacional en pequeños comercios de los pueblos

participación inédita en el comité cameral i. La consejera Nieves Roqueñí acudió ayer a la Cámara de Comercio de Oviedo para representar al Principado en el comité ejecutivo, una presencia inédita. En la imagen, Roqueñí, entre José Manuel Ferreira, vicepresidente cameral (a la izquierda) y Carlos Paniceres, presidente de la entidad. |  | L. MURIAS

participación inédita en el comité cameral i. La consejera Nieves Roqueñí acudió ayer a la Cámara de Comercio de Oviedo para representar al Principado en el comité ejecutivo, una presencia inédita. En la imagen, Roqueñí, entre José Manuel Ferreira, vicepresidente cameral (a la izquierda) y Carlos Paniceres, presidente de la entidad. | | L. MURIAS / Xuan Fernández

Xuan Fernández

Xuan Fernández

La Cámara de Comercio de Oviedo y la consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, que dirige la socialista Nieves Roqueñí, están preparando el lanzamiento de un "plan piloto" destinado a facilitar el relevo generacional de comercios en zonas rurales. "Es una lástima que se pierdan negocios históricos por jubilación o porque no haya una segunda generación que se haga cargo. Cada cierre es una frustración", aseguró ayer Carlos Paniceres, presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, que recibió por la tarde a Roqueñí. La Consejera acudió al comité ejecutivo de la institución en representación del Principado, que es la administración tutelante del ente cameral. Para la Cámara, la presencia de la Consejera fue especialmente simbólica, ya que se trataba de la primera vez que un miembro del Gobierno regional acudía en este contexto. "Es nuestra Consejera, la consejera de la Cámara de Comercio", dijo Paniceres.

Ambos trataron también asuntos de la actualidad asturiana, con el plan piloto para el comercio en el medio rural encima de la mesa. "Tenemos que diseñar conjuntamente ese programa piloto. Lo que se pretende es que los jóvenes tengan una salid en el comercio, que les ate al territorio y les permita vivir en un ámbito rural para desarrollar su proyecto de vida", explicó Roqueñí. "Por eso, vamos a poner el foco en el medio rural, eligiendo una buena ubicación para trabajar con el sector y dando herramientas que permitan ese elevo y acercar la oferta de un negocio que llega a su fin con la demanda de un emprendedor", añadió.

Este plan piloto que se pondrá en marcha afectará a varios concejos, pero el número total y los elegidos están por determinar. El fin es evitar el cierre de negocios por falta de relevo, para lo que se abren varias opciones. Entre ellas: la aparición de emprendedores que busquen opciones en Asturias o la transición a empleados que trabajasen previamente en ese negocio. Este plan piloto, esperan en la consejería de Industria y en la Cámara, puede ayudar para poner en contacto a todos los interesados para evitar cierres.

Roqueñí y Paniceres demostraron ayer gran sintonía y se agradecieron la predisposición a trabajar. "Para nosotros, contar con la colaboración de las Cámaras de Comercio para lanzar instrumentos de apoyo, supone una oportunidad única para agilizar y llegar a los sectores de una forma más cercana. También supone ser más eficientes del sector asturiano. Tenemos un primer acto para ver proyectos en la zona de Tineo y otras iniciativas para este año, en las que queremos que la Cámara nos apoye: ayudas al sector del automóvil, para determinados colectivos como el comercio y el programa de relevo generacional. Esperamos encontrar un apoyo en la Cámara en el día a día", aseguró Roqueñí. Paniceres destacó a su vez la "buena comunicación" que tiene la Cámara con todo el equipo de la Consejería de Industria.