Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vanesa Fernández

Más feminismo, mejor democracia

Un 8-M más, las calles y los edificios se teñirán de morado y se llenarán de feminismo, de reivindicación de derechos y de lucha por la igualdad entre mujeres y hombres; de lucha por el fin del patriarcado.

El 8 de marzo es un día de reivindicación: porque hemos de seguir avanzando para terminar con la feminización de la pobreza, las brechas salariales, los suelos pegajosos o los techos de cristal; porque debemos seguir trabajando por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, por una educación en igualdad y por el fin de las violencias machistas. Las mujeres queremos ser libres y no tener miedo.

Porque es necesario avanzar hacia la abolición de la prostitución con leyes y normas que multen a los puteros, persigan el proxenetismo y den una ayuda integral a las víctimas. Porque la prostitución no es un trabajo, es violencia sexual.

Porque somos conscientes de la grave amenaza que el auge de la extrema derecha, que niega la violencia de género, supone para la igualdad; también de los nuevos movimientos que se disfrazan de progresismo y libertad pero son una vuelta más del patriarcado de siempre.

Por todo ello, la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres sigue siendo necesaria. Una lucha que está en el ADN del PSOE. Siempre hemos estado y estaremos del lado del movimiento feminista porque somos un partido feminista y seguiremos haciendo política y trabajando desde nuestras diferentes responsabilidades, transformando la realidad, defendiendo los derechos de las mujeres para conseguir que España sea un país más feminista.

Seguimos siendo imprescindibles e imparables. Son muchos los avances conseguidos hasta ahora, pero mucho lo que queda por conseguir. Sigamos en la lucha porque más feminismo significa mejor democracia.

¡Que viva la lucha de las mujeres!

Compartir el artículo

stats