14 de diciembre de 2016
14.12.2016

"Alperi creó buenos equipos y mejores personas", reseña el cura de Salinas

Faustino Nachón y Fernando Villa, fundadores de Mefasa en 1965 junto con el fallecido, acudieron a dar el último adiós a su socio y amigo

14.12.2016 | 03:17
La familia del empresario, durante el funeral celebrado ayer en la iglesia de Salinas.

"Cristiano de una pieza", así definió el párroco de Salinas, Agustín González Morera, a José Manuel Alperi Álvarez, fallecido el lunes a los 88 años, en el transcurso de la misa funeral que se celebró ayer por la tarde en la iglesia Nuestra Señora del Carmen de Salinas y que fue concelebrada por el antiguo párroco Rafael Santos. El sacerdote destacó del empresario fundador de Mefasa "su trayectoria profesional y empresarial, el amor a su familia y sus creencias religiosas".

El templo se llenó de amigos y representantes de los sectores empresariales asturianos para dar el último adiós a José Manuel Alperi y acompañar en el trance a su viuda Eloína Prieto, sus hijas, nietos y demás familiares. Tras el funeral, el empresario recibió sepultura en el panteón familiar del cementerio de San Martín de Laspra.

"José Manuel destacó por su carácter emprendedor y tolerante, creador de buenos equipos y mejores personas", manifestó en la homilía Agustín González. "En estos años se nos han marchado muchos empresarios que lucharon por la empresa familiar", destacó el párroco.

El empresario asturiano José Manuel Alperi fundó en 1965, junto con Faustino Nachón y Fernando Villa, Mecanizaciones y Fabricaciones S. A. (Mefasa), empresa radicada en San Juan de Nieva para dar servicio auxiliar a Asturiana de Zinc (Azsa), heredera de la histórica Real Compañía Asturiana de Minas (RCAM) y que actualmente depende del conglomerado de empresas anglosuizo Xstrata. Faustino Nachón y Fernando Villa acudieron ayer a la iglesia de Salinas a dar el último adiós a su socio y amigo. Mefasa realizaba trabajos de calderería y también reparaciones de maquinaria especializada y construyó yates. Actualmente, sigue fabricando bienes de equipo y ha abierto una nueva línea de negocio en el sector de las desaladoras industriales.

En el acto religioso también estuvieron varios representantes de la Federación de Empresarios del Metal (Femetal), patronal en cuya fundación participó Alperi y de la que era presidente honorario. José Manuel Alperi fue presidente de Femetal tras Arturo Corte Mier, y en 1997 dejó la presidencia de la junta directiva en manos de César Figaredo de la Mora, fallecido el pasado mes de marzo. Ana Álvarez Escudero, la viuda de Figaredo, también acudió al funeral. Entre otros, estuvieron en el funeral para dar el último adiós a Alperi el ingeniero Juan Carlos Rodríguez Ovejero, vinculado a Du Pont, así como los empresarios avilesinos Daniel Alonso, Antonio Sabino, Adolfo Fernández, José Muñiz o Ángel Mota. Otro de los asistentes fue Ángel Abajo, que fuera director de operaciones mineras de Azsa. "Vamos a echarle en falta, fue un empresario que aportó ideas sensatas", señaló Antonio Sabino, quien trabajó codo con codo con Alperi en la Asociación de Empresarios del Metal de Avilés, germen de Femetal.

El exalcalde socialista de Castrillón, Ricardo Ulpiano Álvarez, y el actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Avilés, Carlos Rodríguez de la Torre, fueron algunos de los representantes del mundo de la política, junto con el abogado Pablo Díaz Matos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído