Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Castrillón

Principado y Ayuntamiento se unen para frenar la degradación del área del Espartal

“Coincidimos todos en el desarrollo de un programa de futuro para el control de la acción humana” en el sistema dunar, sostiene la Alcaldesa

Aspecto actual de las dunas de San Juan.

Aspecto actual de las dunas de San Juan.

Las administraciones públicas confían en desarrollar un plan estratégico para recuperar y conservar El Espartal. La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero, participó ayer en una reunión telemática con los directores generales de Medio Natural y Planificación Rural y de Ordenación del Territorio y Urbanismo, David Villa y Sonia Puente, respectivamente; el jefe de Costas, Fernando de la Torre y el director del Puerto de Avilés, José Ramón Muñoz-Calero, en la que se planteó la necesidad de articular un plan estratégico El Espartal-San Juan.

“Coincidimos todos en el desarrollo de un plan estratégico de futuro para el control de la acción humana en El Espartal-San Juan”, planteó en primer término la Alcaldesa. “Una de las primeras actuaciones irán dirigidas a la seguridad y prevención del deterioro”, añadió. Retirar los miradores de madera en mal estado por la erosión marina, la instalación de carteles para sensibilizar a los usuarios y, en definitiva, la regulación del uso del espacio declarado monumento natural, son algunas de las próximas iniciativas. “Los usuarios tienen que concienciarse que no se pueden pisar las dunas, hay pasarelas y que el mal estado de los miradores es negativo para el sistema dunar”, manifestó.

El sistema dunar del Espartal fue declarado monumento natural en 2006. Se trata de un espacio que forma parte de la Red Natura 2000, dentro del Lugar de Interés Comunitario Cabo Busto-Luanco y de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

La primera regeneración de las dunas se acometió en 2002. El entonces Ministerio de Medio Ambiente actuó en una superficie de 16 hectáreas donde se eliminaron las plantas invasoras y se sustituyeron por 300.000 unidades de especies dunares. Asimismo se demolió la perrera y se instalaron 1,2 kilómetros de pasarelas de madera y se aportaron 50.000 metros cúbicos de arena a las dunas.

En el año 2005 se realizó una segunda intervención en el sistema dunar coincidiendo con el aporte de 545.000 metros cúbicos de arena a las playas de Salinas y San Juan de Nieva. Aprovechando aquellas obras se recuperaron 70.000 metros cuadrados de playa en la zona más oriental del arenal, entre la barra de la ría y la playa de San Juan de Nieva. Los informes técnicos emitidos en la última década recomiendan restaurar el cordón en la zona occidental, la más castigada por las edificaciones, y aumentar la biodiversidad vegetal en todo el sistema dunar.

Compartir el artículo

stats