Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias generará energía en 2030 con su primer parque eólico marino

La industria regional prevé 30 años de bonanza con la fabricación de los gigantes “offshore” | La innovación, clave para seguir líderes mundiales

Covadonga Jiménez, Indalecio González y Vicente Michel Villanueva.

Asturias contará con un parque eólico marino para 2030. O esa es al menos la previsión de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN), que calcula que su desarrollo implicaría una inversión superior a los 2.000 millones de euros y una fuerte tracción de empleo, según explicó Indalecio González, responsable del área de las nuevas energías limpias de FAEN. El crecimiento de la implantación de parques eólicos marinos en el mundo conlleva nuevos retos para la potente industria de renovables y del metal en Asturias, porque las torres cada vez serán de mayor tamaño y necesitarán más tecnología. “La innovación será el escudo protector de las empresas regionales frente a la competencia emergente”, remarcó Vicente Michel Villanueva, responsable comercial del grupo Hierros Marcelino Franco (HMF), con sede en Avilés y una de las muchas empresas asturianas que trabaja para Windar Renovables, del grupo Daniel Alonso.

Ambos participaron ayer en la mesa técnica dedicada a la energía eólica que se desarrolló en el II Salón Norte Renovables, moderada por la jefa de sección de la edición de Avilés y Comarca de LA NUEVA ESPAÑA, Covadonga Jiménez, y en la que varios asistentes mostraron con sus preguntas el interés por el futuro de este sector y de la industria asturiana. “Los parques offshore serán la clave y debemos prepararnos para ello. Si lo hacemos bien y logramos seguir siendo punteros, las empresas de Avilés y de Asturias podremos tener 25 o 30 años de esplendor”, aseguró el representante de Hierros Marcelino Franco.

El responsable de energías renovables en FAEN, Indalecio González, explicó los riesgos que supone la descarbonización para Asturias, al perder el carbón como base de generación energética siendo la región que más consume por su actividad industrial y la presencia de multinacionales hiperintensivas. “Será positivo el descenso de las emisiones de CO2, pero la actividad económica caerá entre el 3 y el 5 por ciento del producto interior bruto (PIB), afectará a miles de empleos vinculados a las térmicas de carbón que cerrarán y a su logística, y existe el temor en cuanto a la seguridad y calidad del suministro”, señaló.

Así que, conocidos los desafíos, hay que pasar a la acción, y de ahí surge la Estrategia de Transición Energética en Asturias. “Va a haber una gran inversión en centrales renovables, habrá que apostar por vectores como el almacenamiento y la movilidad con combustibles alternativos, un ‘boom’ de eficiencia energética en la rehabilitación de edificios, y nuevos vectores energéticos como el hidrógeno”, aseveró Indalecio González. Para ello está previsto invertir hasta 2030 más de 6.300 millones de euros y crear 6.300 empleos, además de los que sustituyan a los que se pierdan con el cierre de las térmicas.

Asturias generará energía en 2030 con su primer parque eólico marino

En ese nuevo marco energético, la eólica tendrá un papel relevante, y la marina será la clave del futuro para las empresas avilesinas y asturianas, altamente especializadas en el diseño y fabricación de las torres. ¿Y a qué se debe este potencial? “Pues porque tenemos dos puertos, pero sobre todo tenemos un amplio conocimiento del metal y empresas y personal altamente especializado en su transformación. Ese es el gran diferencial respecto de otros territorios”, destacó Villanueva.

El gran desafío es tener capacidad suficiente para poder fabricar los gigantes eólicos marinos, con dimensiones que ya están aumentando, tanto en longitud como en el ancho del fuste. “Las empresas ya están pensando en cómo adaptarse. Es fundamental innovar para estar preparados y seguir siendo punteros a nivel mundial”, señaló el responsable comercial del grupo HMF. Y no solo las empresas, también los puertos tienen que estar planificando ya ese futuro próximo.

Villanueva remarcó durante su intervención el papel “básico, fundamental” de Windar Renovables en el desarrollo de la industria eólica en Asturias. “Lo teníamos todo, solo nos faltaba una empresa tractora que captara contratos internacionales. Y así es como hemos llegado hasta aquí. Ahora la clave está en mantenernos”, afirmó.

Para ello, tanto el representante de FAEN como el de Hierros Marcelino Franco coincidieron en la necesidad de “trabajar de manera conjunta, las administraciones con las empresas y éstas entre sí, para investigar, desarrollar e innovar en tecnología, en nuevos materiales y en una fabricación altamente competitiva”, en el que el Parque Científico y Tecnológico, la Fundación Idonial y los centros de I+D+i de las empresas juegan un papel esencial para asegurar el futuro.

Uno de los stand de la feria Norte Renovables. M. Villamuza

Territorio tecnológico, la marca para competir

“Asturias, territorio tecnológico”. Crear una marca propia para competir en el mundo es la propuesta trasladada por las empresas asturianas dedicadas a las energías renovables a la Cámara de Comercio de Avilés como organizadora, junto con el Ayuntamiento, del II Salón Norte Renovables, que se clausuró ayer por la tarde. Dentro de esa marca, Avilés figuraría como cabecera, al concentrarse en la comarca la mayoría de las firmas dedicadas al sector, además del Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación, la Manzana del Acero, la Fundación Idonial y los centros de investigación de las grandes empresas tractoras y fabricantes.

Heriberto Menéndez, coordinador general de la Cámara de Comercio avilesina, señaló que la creación de una marca distintiva es uno de los objetivos que se marcaron la institución cameral y el Ayuntamiento cuando se propusieron sacar adelante el salón de las energías renovables con carácter internacional. Pero la pandemia ha ralentizado todo el proceso, obligando a retrasar la celebración de su segundo certamen y reduciendo la visita de empresas de otros países por las restricciones anticovid.

Pero los empresarios no se quedaron ahí. También han propuesto que “para recuperar el tiempo perdido y dinamizar el sector”, sería interesante que el salón fuera anual, y no bianual, como se plantea en la actualidad. “Todo esto lo trasladaremos al Ayuntamiento. Habrá que analizar qué posibilidades existe de ponerlo en marcha”, señaló Menéndez.

El coordinador cameral avilesino aseguró que, a falta de datos, “la sensación que han trasladado las empresas es muy positiva”, porque “ha habido un número muy importante de visitantes y una elevada participación en las ponencias y talleres que se han celebrado pese a que algunos eran muy técnicos”. En cualquier caso, el rendimiento económico se conocerá a medio plazo.

“De la edición de 2018, dos empresas trasladaron ahora que habían logrado contratos. Lo que sí nos han confirmado es que ha habido muchos contactos tanto con firmas de otras comunidades como a través de Asturex”, confirmó Menéndez.

Compartir el artículo

stats