Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca avilesina, a la cola de Asturias en reducción del paro, lastrado por la industria

CC OO y UGT alertan de la urgencia de generar actividad productiva en los suelos yermos de baterías de coque y la planta de Alu Ibérica

La reducción de la cifra de parados durante 2022 ha sido una constante en todas la comarcas asturianas, dando como resultado la salida de 2.911 personas (el 4,5 por ciento) de las listas de demandantes de empleo. Pero el reparto de esa aparente mejoría del mercado laboral no ha sido igual entre todos los territorios y Avilés y los concejos de su área de influencia salen especialmente malparados.

La reducción anual del paro en Avilés, Castrillón, Corvera, Gozón, Soto del Barco e Illas fue de 205 personas, lo que equivale a un 2,3 por ciento. Ya no es solo que el porcentaje sea casi la mitad de la media asturiana, sino que está a la cola de las áreas consideradas, solo mejor por décimas que el recorte de paro registrado en la comarca del Caudal: 2,24 por ciento. El listado completo, de mayor a menor reducción del desempleo en 2022, lo encabeza Oriente (20,08%) y sigue con Occidente (9,4%), Suroccidente (7,77%), Comarca de la Sidra (5,6%), Gijón (4,78%), Cuenca del Nalón (4,47%), Oviedo (2,5%) y los ya citados Avilés y Cuenca del Caudal.

Sector industrial

La explicación más obvia al relativamente buen comportamiento del desempleo durante 2022 ha de buscarse en el sector de la industria, tradicionalmente dinámico y generador de empleo. El llamado "sector secundario" de la comarca avilesino falló en 2022 y en su mal comportamiento como motor de actividad laboral lastró la deseada recuperación del empleo.

La industria fue la nota discordante de la reducción generalizada del paro en los demás sectores: agricultura y pesca (se recortó la cifra de parados en 19 personas, hasta 195 en total), construcción (se recortó la cifra de parados en 65 personas, hasta 650 en total), servicios (se recortó la cifra de parados en 151 personas, hasta 5.971 en total) y el apartado de "sin empleo anterior" (se recortó la cifra de parados en 37 personas, hasta 761 en total). Frente a estos descensos generalizados, la industria generó 65 parados más, cerrando el año con 718.

En medios sindicales atribuyen el crecimiento del paro industrial a la atonía generalizada del sector, la afectación a las producciones de la crisis energética y la guerra en Ucrania y, muy especialmente, el cierre definitivo de la fábrica de aluminio de Alu Ibérica (con dos centenares de empleados directos), las medidas de ajuste productivo que emprendió ArcelorMittal a finales de año y el efecto indirecto de estos dos últimos hechos en el sector de las empresas auxiliares.

De no haber sido por ese contexto adverso, según el secretario general de CC OO en la comarca de Avilés, José Manuel Rodríguez Baltar, "probablemente el paro industrial habría bajado en vez de crecer y en líneas generales la estadística de la comarca no sería la segundas peor de Asturias, sino que estaría en línea con la media regional".

Excepción de Corvera e Illas

Más lecturas del comportamiento del paro comarcal en 2022. Por concejos descendió en todos los municipios excepto en Corvera e Illas, que fueron las notas discordante con un aumento en Corvera de 13 personas (para cerrar el año con 1.151) y de 5 personas en Illas (48 a fin de año).

En Avilés salieron de las listas del paro 179 personas (5.244 a fin de año); en Castrillón, 11 personas (1.178 a fin de año); en Gozón, 19 (496 a fin de año); y en Soto del Barco, 14 (224 a fin de año).

Por sexos, tuvo mejor comportamiento el paro femenino que el masculino. El primero descendió en 160 personas (un 3,2%) y el de los hombres, en 45 personas (un 1,25%). Aún así la brecha sigue existiendo: 4.806 mujeres en situación de desempleo frente a 3.535 hombres.

En medios sindicales vinculan la mayor caída del paro femenino a la activación del sector servicios tras la crisis sanitaria del covid, en el entendido de que en muchos de los puestos de trabajo de ese sector hay prevalencia de mujeres.

Y respecto a las edades, se cronifica la problemática de las personas desempleadas mayores de 45 años: crece el paro es esas edades pasando de representar el 55 % del total al 57%. En otros rangos de edad la evolución fue toda la contraria. "Es un problema enquistado, no solo en la comarca avilesina, y de ahí la necesidad de volcarnos en medidas dirigidas a ese colectivo; este año, esa será una de las cuestiones que pongamos sobre la mesa", anuncia Rodríguez Baltar.

Más de 45 años

El secretario general de la UGT en la comarca, Abilio Álvaro Azofra, secunda la preocupación por los mayores de 45 años en situación de desempleo: "Urge poner el acento en ese colectivo, de mano forzando a las empresas a no discriminarlos en sus procesos de contratación y reforzando los planes de reciclaje y formación para mejorar su capacitación laboral", añade.

Ambos secretarios generales comparten la opinión de que si 2022 fue comparativamente "malo" para la evolución del desempleo se debió a que la industria "restó en vez de sumar" y advierten de que urge acertar con los planes en marcha para generar actividad productiva en los suelos de baterías de coque y la fábrica de aluminio de San Balandrán.

Los proyectos de futuro

"El momento es crucial para revertir tendencias: llegará el dinero de los PERTE, en breve arrancará de nuevo el horno que paró Arcelor, Windar sigue en fase expansiva y han de empezar a verse concreciones en baterías de coque y el suelo de Alcoa... Pero no podemos permitirnos fallar", comenta Álvaro Azofra.

"Este año y el siguiente serán cruciales para sentar las bases del crecimiento productivo y que la comarca de Avilés se ponga al nivel de otros territorios asturianos. Y en este sentido hay que demandar al Gobierno del Principado que pase de las buenas palabras a los hechos y se involucre decididamente en la reindustrialización de esta comarca, porque de momento no ha dado la talla", plantea Rodríguez Baltar.

Compartir el artículo

stats