Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La organización del festival Longboard de surf desiste de acciones legales contra el Ayuntamiento de Castrillón

El gobierno local quiere sentarse a negociar con los responsables del certamen para evitar otra suspensión como la del verano pasado

Pepe Hevia, organizador del Longboard, el año pasado, tras la suspensión del festival. María Fuentes

La organización del Festival Longboard de Salinas ha desistido del proceso judicial que había iniciado contra el Ayuntamiento de Castrillón tras suspenderse el certamen del verano pasado. Ante esa decisión, el Ayuntamiento tiene previsto comenzar a trabajar en los próximos días con la organización del Longboard "para garantizar la supervivencia del festival", según señalaron ayer desde las áreas de Deportes y Festejos del Ayuntamiento.

Pepe Hevia, máximo responsable de la organización del festival, señaló ayer mismo en declaraciones a este diario que está dispuesto a sentarse a negociar "pero el Ayuntamiento tendrá que colaborar". Asimismo, añadió que sigue sin entender "cómo el municipio puede perder una Fiesta de Interés Turístico Regional".

La organización del festival "desiste de su proceso judicial y exime de toda responsabilidad al Ayuntamiento después de que la edición de 2022 no se celebrara. Con el desistimiento del proceso judicial, la organización del Longboard entiende que el Ayuntamiento no es responsable de que no se celebrara y por tanto no corresponde a la Administración local hacer frente a una indemnización por daños y perjuicios", asegura en un comunicado el gobierno local.

Los responsables de las áreas municipales de Deportes y Festejos quieren comenzar ya a hablar con la organización del Longboard para "la consecución de todos los permisos necesarios para que el festival se lleve a cabo, presentando la documentación pertinente con un mayor margen de tiempo para que se pueda celebrar la vigésima edición, subsanando los problemas del año pasado".

El Ayuntamiento de Castrillón suspendió el festival el verano pasado, pocas horas antes de su inicio, por detectarse deficiencias en la documentación técnica, especialmente en materia de seguridad. Así lo razonó: "El personal municipal ha trabajado contrarreloj en los últimos días para garantizar la celebración del certamen a pesar del escaso margen de tiempo con el que este año se presentó la documentación y los numerosos errores que había que subsanar. Después de agotar todos los plazos para solventar estas deficiencias, finalmente no se ha concedido la autorización al certamen al entenderse que no se puede llevar a cabo garantizando la seguridad a asistentes, trabajadores y población de Salinas".

Los responsables municipales, por otra parte, han comenzado las conversaciones con las federaciones autonómica y nacional, para garantizar que Salinas siga siendo la sede del Campeonato de España de Surf. "El trabajo está muy avanzado para que las aguas de Salinas vuelvan a ser sede, un año más, de la prueba deportiva que podría incluir importantes novedades el próximo verano", señalaron desde el gobierno local.

Compartir el artículo

stats