Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La caída de producción de Arcelor y la guerra lastran los resultados del Puerto

El descenso de los movimientos siderúrgicos y de fertilizantes de Chemastur provocan los segundos peores datos de tráficos de la década

Los muelles de ArcelorMittal, sin buques. Mara Villamuza

El parón productivo de ArcelorMittal y el impacto del conflicto bélico en Ucrania en otras instalaciones fabriles, fundamentalmente Chemastur, han dejado una profunda huella en los resultados del puerto de Avilés, con un descenso de mercancías y de buques que se reflejarán en las cuentas al cierre del ejercicio de 2022. El tráfico portuario superó muy ligeramente los 4,5 millones de toneladas, el segundo peor dato de la década. Aunque el año se cierre con un saldo positivo, se prevé que los beneficios disminuyan algo más de un millón de euros.

ArcelorMittal decidió el pasado mes de septiembre parar la producción en el horno alto A debido a la "muy adversa situación del mercado del acero en Europa, con altos niveles de importaciones extracomunitarias y reducida demanda", explicó la compañía en un comunicado. Esta decisión impactó de lleno en el puerto avilesino, que acumuló un descenso global de 126.000 toneladas de productos siderúrgicos, provocado por la caída de entrada de chatarra y salida de bobinas de acero.

Por si esto fuera poco, Asturiana de Fertilizantes (Chemastur), la empresa asentada en suelo portuario, llegó el pasado mes de octubre a un acuerdo con la plantilla para aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) a la plantilla de producción aduciendo que se ha disparado el coste de la materia prima y caído el del producto que fabrica (fosfatos), y que así perdía dinero. Otro golpe en la línea de flotación de los tráficos portuarios avilesinos.

Así que los acumulados de tráfico portuario de 2022 solo hicieron que frustrar las expectativas de recuperación generadas en 2021 tras los retrocesos provocados por la pandemia por el covid-19, y confirmar las previsiones de los últimos meses por parte de la Autoridad Portuaria. En total se registraron 4.513.491 toneladas movidas, que suponen 191.616 menos que el año anterior (-4%).

Los mayores descensos se registraron en las mercancías en general, que cayeron hasta 996.945 toneladas –un 12,4% menos que en el ejercicio anterior–, y en los graneles sólidos, con 2.795247 toneladas, que fueron 84.544 menos en la comparativa interanual (el 2,94% menos).

La cifra de movimientos portuarios en 2022 es la segunda peor de la última década, solo por detrás de la registrada en 2020 (con 4.121.671 toneladas) como consecuencia de la paralización mundial que provocó el covid.

Por contra, el año con mejores cifras fue 2015, cuando se logró alcanzar 5.173.619 toneladas, con el tráfico impulsado por la recuperación económica tras la bautizada como Gran Crisis.

El descenso del tráfico portuario también supuso un descenso del número de buques que operaron en las instalaciones avilesinas, en las que se registraron 771 barcos, frente a los 831 del acumulado en todo el año 2021.

El descenso del tráfico de mercancías tendrá su traslación a la cuenta de resultados de la Autoridad Portuaria, que será positiva, pero lejos de los 3,5 millones de 2021, aunque aquellas cifras fueron consecuencia de la recuperación de la actividad comercial tras la pandemia y la liberación de las provisiones realizadas por la deuda del buque ruso "Severnaya Zemlya".

La rehabilitación del faro de Tapia: casi un millón de euros y un año de obras

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Avilés aprobó ayer adjudicar a la empresa Esfer Construcciones y Proyectos las obras de conservación y rehabilitación del faro de Tapia, por un importe de 855.343,95 euros más IVA, y un plazo de ejecución de un año. Las obras se estructuran en tres bloques. Uno de ellos se centra en el propio edificio del faro, en el que se rehabilitarán los espacios y acabados originales, y se incorporarán elementos de seguridad.

También se redefinirán los muros exteriores de los espacios adosados al túnel de conexión de faro y sala de control. Otra parte de los trabajos se desarrollarán en el edificio anexo, donde se incorporarán los espacios de almacenamiento e instalaciones, que recuperan la traza de la ampliación del edificio que existió hasta hace fechas recientes. Y por último, se realizará la urbanización completa del entorno, con mínimos elementos de mobiliario urbano en puntos de visuales estratégicos.

Otro de los asuntos que recibió el visto bueno del consejo de administración fue la concesión para uso hotelero de parte del edificio del faro de Luarca al proyecto presentado por Hotel Faro de Luarca, al ser la solicitud de mayor interés portuario. La primera solicitud que se presentó para la explotación de estas instalaciones como hotel de tres estrellas la presentó el 20 de octubre de 2022 la firma INNS at the End of the World. En ella se planteaba la ocupación parcial del faro de Luarca para explotar como un hotel de tres estrellas con una concesión de 35 años.

Posteriormente, el 1 de diciembre, fue la empresa Hotel Faro de Luarca la que presentó solicitud de concesión, y que finalmente ha recibido luz verde por parte del consejo de administración de la Autoridad Portuaria. Pero al tratarse de una concesión en un espacio de dominio público portuario destinado al servicio de señalización marítima, el otorgamiento de la concesión requerirá que el Consejo de Ministros apruebe el levantamiento expreso de la prohibición de instalaciones hoteleras en esos espacios.

Compartir el artículo

stats