Ramón García Piñeiro recupera la memoria antifranquista de Avilés

La clausura de la exposición "Rotspanier" contó con una conferencia impartida por el doctor en Historia y licenciado en Ciencias Políticas

Ramón García Piñeiro en la conferencia "Avilesinos contra Franco".

Ramón García Piñeiro en la conferencia "Avilesinos contra Franco". / Ricardo Solís

Christian García

El doctor en Historia y licenciado en Ciencias Políticas, Ramón García Piñeiro, impartió ayer la conferencia "Avilesinos contra Franco. Oposición política, resistencia armada y exilio", con motivo de la clausura de la exposición "Rotspanier", centrada en los trabajadores forzosos españoles y las víctimas del nazismo. El historiador llevó a cabo su intervención en el Palacio de Camposagrado, donde enumeró varios casos de vecinos del municipio que presentaron oposición al régimen franquista.

Piñeiro destacó en su inicio el testimonio de Victoriano Álvarez, soldado del ejército popular que se encontraba hospitalizado el 20 de octubre de 1937 en Avilés y que asistió a la partida de un navío cargado de represaliados que buscaban huir, como tantos otros, en dirección a Francia.

Entre otros, destacó tres de las historias más representativas, personificadas en Hipólito Arias Sierra "Polo", Emeterio García y Bautista Sánchez "Rosón", quienes vieron reflejado su rostro en carteles de "se busca" por precios de entre 3.000 y 1.000 pesetas.

Una de las referencias más llamativas de Piñeiro fue un suceso que tuvo lugar en Avilés en 1947, en plenas fiestas de San Agustín, cuando dos agentes de la Guardia Civil trataron de llevar a comisaría a Luis Ordieres y Berbané Ruenes, quienes lograron zafarse de ambos a disparos, abatiendo a uno de ellos y dejando malherido al otro. "Significó el punto de no retorno", explicó el historiador.

La directora general de Memoria Democrática del Principado, Begoña Collado, también estuvo presente en el acto, en el que quiso agradecer "a los memorialistas" la capacidad de alcanzar las leyes de memoria "para garantizar la no repetición y mantenimiento de una democracia sólida".

La exposición "Rotspanier" ha estado abierta al público en el Palacio de Camposagrado durante el último mes, donde en el espacio se ha ofrecido un resumen de unos 40.000 trabajadores forzosos del régimen nazi, haciendo hincapié en las historias de los españoles víctimas de los campos de concentración.