29 de mayo de 2010
29.05.2010
40 Años
40 Años

«Revisé las multas para poder asesorar a los vecinos si no eran legales»

«Me siento injustamente tratada porque mi único interés era evitar que el conflicto del Ayuntamiento con la Policía lo pagasen los ciudadanos»

29.05.2010 | 02:00
Áurea Gutiérrez, ayer, en su despacho del Ayuntamiento de Carreño.

Teniente alcalde y concejala de Hacienda y Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Carreño

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Carreño, Áurea Gutiérrez, ha sido protagonista esta semana por dos motivos bien distintos. El lunes sacaba adelante unos presupuestos municipales que mantienen el tipo con respecto a los de años anteriores a pesar de la crisis. Luego, a mediados de semana, se veía implicada en un supuesto caso de prevaricación. El motivo es que, a juicio de la fiscalía, la edil socialista, con la finalidad de perjudicar a la Policía Local y de que no se hicieran efectivas las multas impuestas por los agentes de Carreño entre junio y octubre del año pasado, procedió a alterar la tramitación de las mismas, provocando con ello la paralización y la dilación de la tramitación de los expedientes, su extravío y prescripción en algunos casos. Las multas se habían multiplicado por 25 de un día para otro, alcanzando el medio millar al mes en algún caso, y Gutiérrez, quien también es concejala de Hacienda y de Seguridad Ciudadana, decidió tomar cartas en el asunto.


-¿Por qué tomó la decisión de revisar las multas, sabiendo que podía alterar su proceso de tramitación?


-El objetivo era ver lo que estaba pasando en este pueblo, ante el incremento desmesurado de sanciones de tráfico. Porque es público y notorio que existía un conflicto entre la Policía Local y la Corporación, como los primeros reconocieron en su escrito a la fiscalía. Además, en aquel momento, y estamos hablando del verano del año pasado, se estaba produciendo una cantidad ingente de quejas por parte de la ciudadanía con respecto al aumento de las multas.


-¿Cómo se siente ante la denuncia presentada por la fiscalía?


-Me siento injustamente tratada porque mi único interés era revisar las multas, ya que no me podía creer lo que estaba sucediendo en mi pueblo. En un solo mes, en junio de 2009, se registraron más de 480 sanciones, cuando en el mismo periodo del año anterior se tramitaron 63. No daba crédito.


-¿Se gravaba al ciudadano por el conflicto policial?


-Los mayores perjudicados estaban siendo los vecinos y los visitantes que venían a Candás porque el municipio era el mismo en junio de 2009 que en junio de 2008. Y el número de plazas era muy similar.


-¿Hubo multas que no se pagaron?


-Insisto en que yo lo único que hice fue revisar las multas, en ningún caso se retiraron. Como ya le dije al fiscal, el resto del proceso de tramitación ya no lo seguí porque no entro en él. A medida que se revisaban, las multas se devolvían al departamento sin que siguiera ningún control sobre los boletines.


-¿Y como afrontará la denuncia?


-Pediremos que se archive la denuncia en el Juzgado de instrucción de Gijón, en el momento en que sepamos cual nos adjudican. Porque entendemos que lo que hacíamos no era por perjudicar a la Policía Local sino por comprobar que las sanciones que se estaban poniendo en un número tan alto se ajustaban a la legalidad y, en caso de no ser así, poder asesorar a los vecinos para que presentasen las oportunas alegaciones. Como digo, el pueblo era el mismo en 2009 que en 2008. De hecho, es la única vez en mi trayectoria como concejala delegada de Seguridad Ciudadana, cargo que ostento desde hace once años, en la que he intervenido en el proceso de tramitación, e insisto en que lo hice sólo para revisar.


-El problema surge del conflicto entre policías y gobierno, que dura ya más de un año. ¿Es posible una solución a corto plazo?


-No me corresponde a mi responder, puesto que yo no soy quien genera el conflicto. Recientemente hemos aprobado la revisión de los puestos de trabajo, en la cual están afectados favorablemente los integrantes de la plantilla policial. Es más, la última propuesta que hizo el Ayuntamiento a los policías de cumplir 24 horas de servicio a cambio de descansos, aún no ha tenido respuesta por parte de los agentes.


-Algunos concejales hablan del número de policías en Carreño como uno de los más altos de Asturias, con el consiguiente gasto corriente. ¿Cuál es su opinión?


-Mi opinión personal es que no debe haber más policías en Carreño, pero tampoco menos. Eso sí, me gustaría que algún día estuviésemos cubiertos las 24 horas al día por el servicio de policía, pero no a costa de un mayor número de efectivos, sino organizando de otra manera los turnos de trabajo.


-En el lado positivo de la semana, ha sacado usted adelante unos presupuestos municipales similares a los del pasado año, a pesar de la crisis...


-Es un año de crisis, efectivamente, y lo notamos en las transferencias del Estado. Pero este Ayuntamiento, para lo bueno y para lo malo, es un municipio industrial. Lo de malo lo digo por la contaminación. Pero eso nos ofrece una estabilidad en nuestros ingresos, de manera que conseguimos mantener nuestras cuentas más o menos en consonancia todos los años. Hay otros municipios dependientes de otros sectores a los que afecta más la crisis que a nosotros.


-¿Cómo lleva el protagonismo adquirido esta semana?


-En estos momentos me siento arropada por los míos, por mi partido, y tengo las mismas ganas de seguir trabajando que antes.


-Es usted la concejala más veterana de la Corporación, con 15 años de trayectoria. ¿Se plantea su futuro en el Ayuntamiento?


-El futuro del Ayuntamiento de Carreño lo tengo claro y es con un alcalde socialista. A mí me gustaría que el candidato fuese Ángel Riego. Pero de listas y de mi posición no hablaremos hasta después del verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine