14 de enero de 2011
14.01.2011
Carreño

La Policía Local frena la tala sin permiso de árboles protegidos en la ribera del río Noval

Una subcontrata de HC cortó de raíz varios alisos para evitar que las ramas alcanzasen las líneas de alta tensión

14.01.2011 | 01:00
Momento de la intervención de la Policía Local de Carreño para frenar la tala de árboles en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La Policía Municipal de Carreño paralizó ayer una tala de árboles que la empresa Cobra, contratada por HC Energía, realizaba ilegalmente en la cuenca del río Noval, en Candás. El aviso de la infracción a las autoridades fue dado por el concejal de la Unión Independiente de Carreño, Ramón Artime, que transitaba por la zona cuando se estaba produciendo la tala.


Según fuentes de la Policía Local, la actuación se debía al mantenimiento que la empresa eléctrica realiza de sus líneas, evitando con la poda de los árboles que éstos alcancen los cables de tensión. Sin embargo, la empresa encargada de la tala no había solicitado licencia alguna ni al Ayuntamiento de Carreño, ni a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. La tala afecta a unas especies vegetales protegidas.


Según las mediciones realizadas por los agentes, a su llegada ya se habían talado árboles de raíz a lo largo de 40 metros del cauce del río Noval, más conocido en Candás como río Rita. La Policía no sólo paralizó los trabajos, sino que se incautó de la madera hasta ese momento cortada, quedando ésta depositada sobre el lugar, situado en las cercanías del barrio candasín de La Matiella.


La zona donde se realiza la tala de los árboles, unos alisos o umeros, se encuentra dentro del espacio protegido por la Confederación Hidrográfica, que comprende quince metros a ambos lados del río. Las actuaciones llevadas a cabo por la empresa se han realizado sobre árboles y sotobosque situado a menos de un metro del Noval. No es la primera vez que sucede, ya que por las mismas fechas, en 2008 y varios años anteriores, la empresa ya fue expedientada por talas similares. La diferencia es que ayer pudo frenarlo la Policía Municipal.


El concejal de UICA, Ramón Artime, señaló que la infracción es múltiple, ya que no sólo no contaban con licencia para realizar la tala, sino que «lo hacían en una propiedad privada, a la que tampoco se avisó, y sin tener en cuenta que se trata de especies protegidas». El edil cree que se deben tomar medidas urgentes contra la empresa eléctrica, asegurando que «HC Energía se pasa por el forro la normativa vigente y las resoluciones de la Alcaldía, una y otra vez». Para Artime, es hora de «apelar a la dignidad y a la ética política, a la vista de que hay empresas que no tiene ningún respeto a la ley, ni al Ayuntamiento de Carreño». En su opinión, la actuación de HC «debe tener consecuencias penales».


Para que las ramas de los árboles del bosque de ribera no alcancen el cableado eléctrico, la empresa lleva a cabo un mantenimiento anual que debería consistir exclusivamente en la poda del ramaje de mayor altura. Sin embargo, en este caso la empresa realiza la tala del árbol de raíz, lo que es ilegal al tratarse de bosque de ribera, y en el caso del Noval, de árboles de más de 50 años.


Desde UICA han adelantado que presentarán en el próximo Pleno una moción para buscar el consenso de la Corporación para efectuar una denuncia contra la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook