02 de septiembre de 2012
02.09.2012
La Nueva España

El Museo Antón clausura la muestra de Fernando Suárez Reguera

02.09.2012 | 02:00
Un visitante, en la exposición de Candás.

Candás, B. FERNÁNDEZ


Mercados fluviales del Extremo Oriente conviven junto a viejas plantas industriales de la cuenca minera, al tiempo que unos supervivientes suben a un helicóptero que inicia el vuelo o unos hombres tratan de abatir a un mamut gigante. Son las representaciones escultóricas que hasta hoy se pueden visitar en el Centro de Escultura de Candás, en el Museo Antón, obra del artista asturiano Fernando Suárez Reguera. «Estoy muy contento con el montaje, la iluminación es muy teatral, como pretendía, y el entorno queda en sombra, haciendo que se resalte la obra», explica el escultor, que reside actualmente en Madrid.


Suárez Reguera, nacido en Oviedo en 1966, fue finalista de la beca «Antón» de creación escultórica en el año 2011. Su exposición «Las rutas del Norte» es «una visión diferente de los espacios, de la sensibilidad y de la estética», como explica la directora del centro escultórico, Dolores Villameriel. La muestra se compone de veinte piezas de diferentes dimensiones, desde obras que alcanzan los dos metros de altura a exquisitas piezas en pequeño formato. «Figuras humanoides plenas de movimiento, animales, construcciones fantásticas de origen asiático o edificaciones bien sea en construcción o destrucción inundan de fuerza y majestuosidad nuestras salas», subraya Villameriel.


El gran misterio es de dónde surge la inspiración para el artista en este caso. «Tengo varios caminos o direcciones de trabajo. Tengo una vertiente centrada en el cuerpo humano y otra hacia construcciones, ciudades. Los personajes están en contextos diferentes, botes de resina o espejos, y a través de ahí voy bifurcando», explica. La versatilidad del autor queda patente también en los materiales empleados. «El bronce o el hierro son los principales», añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído