09 de febrero de 2017
09.02.2017

Las fuerzas del orden vinculan los robos en Figaredo con delincuentes comunes

La Guardia Civil investiga los asaltos en bares y comercios La Policía Nacional no aprecia un aumento de la delincuencia en el concejo

09.02.2017 | 03:29
Uno de los bares afactados por los robos.

El análisis

  • Los vecinos. Los vecinos de Figaredo aseguran estar "atemorizados" tras sufrir la localidad una ola de robos en apenas una semana. Durante los últimos días, según denunciaron los portavoces de la comunidad, se han producido cinco asaltos en establecimientos. Los delincuentes entrado dos veces en el bar que está junto a la iglesia, otras dos en el centro comercial y una más en los locales de la peña ciclista.
  • Otros robos. En Figaredo aseguran que llevan ya unos cuantos meses detectando un repunte de la inseguridad. La asociación de vecinos tiene constancia de que dos viviendas del barrio de Lavandera fueron asaltadas en pleno día a finales del año pasado. Lo mismo sucedió en otras dos casas de Cortina, según la asociación local.
  • La vigilancia. Tanto la asociación de vecinos como los propios comerciantes reclaman que, por su parte, tanto la Policía Local de Mieres como la Guardia Civil intensifiquen la vigilancia en la localidad durante las noches. También recuerdan que hace un año fue atracada la sucursal bancaria del pueblo. La Guardia Civil logró finalmente detener al autor.

La Guardia Civil ha intensificado la vigilancia en Figaredo para intentar identificar y detener a los autores de los últimos robos que se han registrado en la localidad mierense, generando una notable inquietud entre vecinos y comerciantes. Cinco han sido los sucesos que se han contabilizado en la última semana, localizados en dos bares y un centro comercial, ya que en dos de estos establecimientos los cacos han llegado a entrar dos veces en cuestión de días. El modo de operar de los asaltantes, actuando por las noches sin aparentemente ningún tipo interés por objetos de valor concretos y centrándose casi exclusivamente en la recaudación de las tragaperras, hace sospechar, según las fuentes consultadas por este diario, que se trata de "delincuentes comunes".

El principio, las fuerzas del orden estiman que la ola de robos que se está registrando en Figaredo no responde a ningún tipo de aumento de la delincuencia a nivel municipal o comarcal. También está prácticamente descartado que se trate de una banda "profesional" de carácter itinerante que pueda haberse instalado por un tiempo en la zona. Así, todo indica que se trata de delincuentes de "poca monta" de Mieres o de los concejos limítrofes, bien de la comarca del Caudal o bien del Nalón.

Lo que se están haciendo las fuerzas de seguridad es incrementar la vigilancia en Figaredo, ya que se reconoce que se trata de un repunte inusual de la delincuencia. Ya pasó algo parecido el año pasado, cuando hubo una ola de robos en la zona rural, con varias viviendas unifamiliares asaltadas. Estos hechos hicieron que, a petición del movimiento vecinal, se convocase una Junta de Seguridad Ciudadana, que se celebró en el Ayuntamiento y que contó con la participación del Delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo. Éste habló de un hecho aislado dentro del "alto nivel de seguridad" que ofrece el municipio. Lo argumentó con datos, reseñando que Mieres contabiliza 20,6 infracciones penales por cada mil habitantes, cuando la media de Asturias fue en 2015 de 25,7 y la española se situó en 43,7.

Laviana también ha sufrido recientemente un episodio de robos en cadena. En pocas semanas, se han producido al menos cinco asaltos a casas en Pola de Laviana, Muñera y Tiraña. El alcalde , Adrián Barbón, ha solicitado una reunión con el Delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, para tratar el problema

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve