El proyecto de Presupuestos para este ejercicio presentado por el ejecutivo municipal langreano será debatido en el próximo Pleno. La Comisión de Hacienda emitió ayer un dictamen favorable, con los votos a favor del PSOE y la abstención del resto de grupos, Unidas por Llangréu, PP y Ciudadanos.

La cuantía del borrador de cuentas municipales asciende a 29.645.517 euros, con una reducción de 42.506 euros respecto a las de 2020. Los ingresos municipales se ven afectados por el descenso en la recaudación por el cese de la actividad de la central térmica de Lada. También por el descenso en la aportación a las arcas públicas procedente de otras tasas y tributos. Las rebajas y bonificaciones se producen en el impuesto de bienes inmuebles (que baja un 4% en los usos residenciales y un 10% en los especiales) y en las tasas que dejarán de cobrarse, indicó el gobierno municipal. Afectan a las terrazas hosteleras, los puestos de los mercadillos y la prestación del servicio de recogida de basura a pymes y autónomos cuyos ingresos hayan sufrido caídas desde la declaración del primer estado de alarma.

El ejecutivo local, que gobierna en minoría y que el año pasado recibió el apoyo de Ciudadanos a las cuentas, incluyó la solicitud de un préstamo de 800.000 euros que, unidos al uso de 643.843 euros de recursos propios, permitirán inversiones por importe de 1.443.843 euros. Además, se reserva un fondo de contingencia de 400.000 euros para gastos derivados de la pandemia.