Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro hombres agreden a un taxista en Langreo de madrugada: “Querían robarme el coche”

“Me dieron patadas y puñetazos; sangraba tanto que creí que me habían apuñalado”, relata Omar el Harthi, que no requirió ingreso hospitalario

La parada de taxis de La Felguera.

Cuatro hombres agredieron a un taxista de Langreo en la madrugada del viernes al sábado con la intención de “robar” su vehículo. Así lo relató a este diario el propio afectado. Los hechos, que ocurrieron en las inmediaciones del cementerio de Pando sobre las cinco y cuarto de la mañana, fueron denunciados ante la Policía Nacional, que mantiene abierta una investigación para dar con los agresores.

La víctima es Omar el Harthi, un taxista de 41 años del distrito langreano de La Felguera que lleva 16 años en la profesión “y nunca me había pasado algo así”. El taxista acudió hasta Pando tras pasarle desde la centralita un servicio para este lugar. “Cuando llegué me encontré con cuatro hombres, uno de ellos con capucha, que me dice que quieren hacer varias paradas, en Sama, El Entrego y Blimea, y que si le puedo decir cuánto les iba a costar”, relata.

Mientras estaba calculando la tarifa, otro de los hombres abrió la puerta del conductor “y me dio una patada en la cara y después varios puñetazos. Y yo escuchaba a otro decirle ‘dale más fuerte, que cuando quede inconsciente lo sacamos del coche”. El taxista trató de defenderse de los agresores. “Agarré a uno del cuello, pero vi a otro que venía con un cuchillo; otro más se metió por el asiento del copiloto y trató de llevarse la tableta”, explica la víctima, asegurando que “sangraba tanto, que pensaba que me habían apuñalado”. También recuerda que, durante la agresión, uno de ellos pidió ayuda a otro, “pero es lo único que recuerdo del momento”.

Al final los agresores se marcharon corriendo del lugar y el taxista fue detrás de ellos con el coche, “pero se metieron por un prao y los perdí de vista”. Entonces ya avisó a la Policía, personándose allí una patrulla. Fuentes de la Policía Nacional confirmaron la agresión e, incluso, explicaron que se realizó una batida por la zona para tratar de dar con los agresores por si todavía se encontraban por los alrededores. No fue así, por lo que se inició una investigación. De momento, no hay detenidos.

Heridas

A consecuencia de las patadas y los puñetazos recibidos, el taxista fue atendido en el ambulatorio, aunque no precisó el ingreso hospitalario. Las heridas le afectaban, principalmente, a la cara: “Tengo la nariz fastidiada y el labio partido, entre otras cosas”. Ha sido, sin duda, “la peor experiencia que he tenido como taxista y mira que llevo años trabajando”. Ahora espera que la Policía pueda dar con los agresores “y que se haga justicia; yo no he podido dormir en todo el día y tampoco podré volver a trabajar durante varios días”, explica.

Hacía mucho tiempo que no se producía algo así en Langreo, como señala el propio afectado. En el pasado sí se han producido robos, pero no se recuerda la última vez que se produjo una agresión a un taxista mientras estaba desempeñando su jornada laboral.

Compartir el artículo

stats