Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cadasa y EDP ponen a disposición de Caso el suelo para los embarcaderos de Tanes

La Consejería de Medio Rural construirá en los terrenos, que gestionará el Ayuntamiento, los edificios y pantalanes para navegar en el embalse

El embalse de Tanes, donde se podrá navegar con embarcaciones sin motor. | E. P.

La puesta a disposición del Ayuntamiento de Caso de los terrenos en los que se construirán los embarcaderos y las naves auxiliares que permitirán el uso lúdico y deportivo del embalse de Tanes ya tiene luz verde. La Comisión Delegada de Obras Comunes formada por el Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa) y EDP dio el visto bueno a la petición trasladada por el Consistorio, que gestionará los terrenos una vez ejecute la Consejería de Medio Rural las obras para que puedan navegar embarcaciones sin motor.

La parcela sobre la que se ubicarán las instalaciones es copropiedad de Cadasa (40,25%) y EDP (59,75%) y está vinculada a las concesiones administrativas de abastecimiento de agua y producción de energía eléctrica, que datan de 1970 y estarán vigentes hasta 2060. La cesión de los terrenos a la administración local, que fue acordada por unanimidad de los miembros de la Comisión de Obras Comunes, tendrá que ser ratificada por la junta de gobierno, según trasladó el Consorcio de Aguas al Ayuntamiento.

El acuerdo subraya que la cesión de la parcela está condicionada a que su destino sea el de acoger las infraestructuras relacionadas con el uso lúdico del pantano casín. Se produce en precario, señala el escrito, ya que “en caso de interferencia de la navegación de las embarcaciones con la actividad desarrollada por los actuales concesionarios en los embalses de Tanes y Rioseco, o, en el supuesto de que se produjera algún incidente que supusiera riesgo claro para las personas, bienes o calidad del recurso de abastecimiento” se cesará en el uso de los embarcaderos.

Entre las condiciones fijadas figura que se tiene que evitar el enturbiamiento de las aguas durante la ejecución de los trabajos y la posterior gestión de los embarcaderos. El Consorcio de Aguas remarca que el Consistorio será “responsable de los daños y perjuicios que puedan causar las actuaciones que se autoricen por su parte”. También tendrá que “conservar y mantener la obra que se ejecute”.

Entre las obligaciones del Ayuntamiento, la de asegurarse de que el titular que resulte responsable del servicio de alquiler de las embarcaciones balice y señalice las zonas de la parcela que se utilizarán y también aquellas en las que se tendrá que prohibir la navegación por la proximidad a las instalaciones de la presa. Si “por cualquier motivo” cesara la actividad o “se extinguiera la autorización que llegue a concederse” se tiene que desmantelar las infraestructuras instaladas para desarrollarla y dejar la parcela en las condiciones actuales, indica el acuerdo.

El Consistorio tiene también que vigilar que las actuaciones que se desarrollen en la parcela “se acomoden a la legislación vigente” además de responder de “daños y perjuicios” que se pudiesen ocasionar tanto en la parcela como en las instalaciones de los actuales concesionarios del embalse.

Compartir el artículo

stats