Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Morcín se emociona en el homenaje a José Antonio Santaclara y Fernando Delgado

Doscientas personas abarrotan el salón de actos de La Foz para arropar al nuevo hijo predilecto y al cronista oficial del municipio

Por la derecha, Fernando Delgado, Mino García y José Antonio Santaclara, durante la entrega de los reconocimientos en La Foz de Morcín. | A. Velasco

El edificio de usos múltiples de la Foz de Morcín se quedó pequeño ayer para el homenaje que desde el Ayuntamiento se realizó a dos de sus más ilustres vecinos. El colaborador de LA NUEVA ESPAÑA, Fernando Delgado, recibía entre amigos y familiares su nombramiento como cronista oficial de Morcín, una tarea que realizará como empeño y tesón, como la que viene mostrando durante las últimas décadas en su afán por trabajar por su municipio. El sacerdote José Antonio García Santaclara, creador de la Fundación Siloé, y morciniego de nacimiento, fue el otro homenajeado, recibiendo en su caso el título como Hijo predilecto.

Fue una tarde llena de emociones, porque aunque todos los premios son especiales, los que te dan tus vecinos siempre son más agradables de recoger. Y fue el caso tanto para Fernando Delgado como para José Antonio Santaclara, que estuvieron rodeados por su gente más cercana, esa que los vio crecer. Unas doscientas personas abarrotaron el salón de actos donde se realizó el encuentro. Desde que ambos pusieron un pie en La Foz, las muestras de afecto se sucedieron constantemente, a dos personas muy queridas por los vecinos.

El público que se dio cita en el salón de actos de La Foz. | A. Velasco

Y así lo ratificaba el alcalde, Mino García, que aseguraba que ayer era una jornada especial, ya que “podemos reconocer en sociedad a la figura de estas dos personas, tanto Fernando Delgado como ‘Pepín’ Santaclara, que ejemplifican una parte importante de nuestro concejo”. El regidor indicó que Fernando Delgado “es un hombre comprometido, que siempre ha puesto en valor el concejo de Morcín, y que también a través de lo que publica en LA NUEVA ESPAÑA, potencia y da voz a nuestro concejo, a su cultura, a su patrimonio y a sus gentes”. En el caso de Santaclara, García apuntó que “durante toda su vida ha hecho una labor encomiable, tratando de mejorar la vida de la gente, y que tiene un componente social muy importante”.

El nuevo cronista oficial de Morcín, Fernando Delgado, estaba emocionado. “Estar arropado por los tuyos, en el pueblo en el que naciste y te criaste, y además estar acompañado por Santaclara, es un auténtico lujo”, apuntó. “Espero no defraudar esa confianza, y seguir apoyando al concejo con las diferentes actuaciones que estamos llevando a cabo”, dijo Delgado, que tiene claro cual es la crónica que le gustaría escribir en un futuro: “Que Morcín recupera población y genera empleo gracias a saber aprovechar esos recursos naturales tan impresionantes que tenemos. La minería terminó, pero tenemos un potencial enorme que explotar”.

Mientras, José Antonio García Santaclara no dejaba de estrechar manos. El fundador de Siloé también estaba embriagado por la emoción. “Más que recibir un premio en casa, esto es mi cuna”, comentaba, para recordar su infancia y juventud: “Gracias a que venía en los veranos a echar una mano y subía a cuidar el ganado a Solamalena y otros prados, me sirvió para leer, reflexionar, y estudiar”.

Al terminar el acto, ambos recibieron los respectivos diplomas como cronista oficial e hijo predilecto, además de un detalle que como ellos, es todo un emblema del concejo: el torreón de Peñerudes.

Lo último en LNE+

Compartir el artículo

stats