Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oferta de Iberdrola de cesión de suelo de la térmica de Lada, sin respuesta municipal

La compañía mantiene el ofrecimiento de poner a disposición de Langreo terrenos tras la renuncia a pedir fondos europeos para un parque fluvial

El río Nalón a su paso junto a los terrenos de la antigua central térmica de Lada. | L. M. D.

La oferta de Iberdrola de ceder el suelo aledaño al cauce del Nalón en el recinto de la térmica de Lada, pese a que finalmente no se desarrollará el parque fluvial proyectado, no tiene respuesta por parte del Ayuntamiento de Langreo. Tras decidir el equipo de gobierno municipal renunciar a presentar el proyecto a una línea de ayudas del Instituto para la Transición Justa, la compañía reiteró su intención de poner a disposición del Consistorio esos terrenos, de más de cuatro hectáreas de superficie.

A preguntas sobre si sería viable esta posibilidad, el ejecutivo municipal no ha trasladado cuál es su postura. El Ayuntamiento valoró presentar el proyecto, que fue redactado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, para lograr fondos que provienen del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, ayudas de la Unión Europea para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia. La subvención que se solicitaría era de cuatro millones de euros, la cuantía máxima que se podía conceder en esa convocatoria destinada a iniciativas municipales para infraestructuras ambientales, sociales y digitales.

El proyecto de restauración del cauce del Nalón incluía la habilitación de 2,4 kilómetros de sendas en una actuación que abarcaba un tramo de un kilómetro a lo largo del río. La actuación también haría posible el desarrollo de usos alternativos al de la central térmica en el suelo colindante, que actualmente estarían limitados al estar calificados como inundables. La alcaldesa, Carmen Arbesú, comunicó el último día del plazo para presentar el proyecto a los fondos europeos que era un proyecto muy complejo, del que se recibió en poco tiempo «una cantidad copiosa de documentación» que no se pudo analizar con tanta «premura».

Además, existía el riesgo de que los trabajos no se concluyesen con esa inversión y «el Ayuntamiento se vería obligado a incluirla en sus presupuestos para acabarla y no están claras las vías de financiación», apuntó. A ello se une que, dijo la regidora, «la subvención resultaría incompatible con otras en las que el Consistorio lleva trabajando mucho tiempo y que en caso de conseguirse también resultarían aportaciones valiosas al interés general de Langreo». Arbesú remarcó al confirmar la renuncia a solicitar la subvención que el Ayuntamiento estaba abierto «a colaborar en otras propuestas» con Iberdrola.

La compañía eléctrica, afirmó la Alcaldesa, «continúa siendo un agente del máximo interés y de plena necesidad para el futuro de Langreo tras la descarbonización». El asunto fue analizado con los técnicos municipales, los grupos políticos, la Consejería de Industria, el Instituto por la Transición Justa y la Confederación Hidrográfica.

«Creíamos posible poder hacer un esfuerzo» pero «vemos que hay una línea muy fina entre la oportunidad y los inconvenientes», destacó Arbesú. El Ayuntamiento de Langreo presentó otros tres proyectos a esa convocatoria de ayudas, que suman cerca de 2,9 millones de inversión en conjunto.

Compartir el artículo

stats