Las Cuencas, a fuego lento

Cebolles rellenes en El Entrego, fabada en La Felguera, matanza en Caso y pote en Turón para entrar en calor a principios de diciembre

Noelia Álvarez muestra un plato  de cebolles  rellenes  en El Entrego. | D. O.

Noelia Álvarez muestra un plato de cebolles rellenes en El Entrego. | D. O. / David Orihuela

David Orihuela

David Orihuela

Dice el refrán que "De esta vida llevarás, panza llena y nada más", y este fin de semana en las cuencas del Nalón y del Caudal han querido saludar al mes de diciembre cumpliendo con el refranero y llenando la panza de diversos manjares, todos ellos bien cargados de calorías por eso del frío.

Luisa Vallina sirve fabada a Mario Cienfuegos en  La Felguera. | D. O.

Luisa Vallina sirve fabada a Mario Cienfuegos en La Felguera. | D. O. / David Orihuela

En El Entrego, San Martín del Rey Aurelio, las fiestas gastronómicas de les Cebolles Rellenes, que comenzaron el jueves y acaban hoy, llenaron los restaurantes. El menú compuesto por las clásicas cebollas rellenas de bonito, ración de callos, casadielles y vino ocupaba todas las mesas de los restaurantes. En la cocina del Cervantes, Noelia Álvarez apagará esta noche los fogones después de haber cocinado alrededor de mil cebollas.

Las cebollas están rellenas de bonito y se cuecen a fuego lento un mínimo de cinco horas. "Es cebolla gallega y no debe ser muy redonda ni muy picuda, ni muy grande ni muy pequeña", explicaba Álvarez a última hora de la mañana de ayer, con las potas cociendo y el restaurante abarrotado, como todos los de El Entrego. "El golpe fuerte de gente es por la noche, para la cena", revelaba la cocinera,

En la cita gastronómica participan una veintena de bares, sidrerías y restaurantes de El Entrego y alrededores.

Río Nalón abajo, en La Felguera, las potas también llevaban horas en los fogones, pero aquí para rendir tributo a "Su excelencia La Fabada". En Langreo se cumplen 43 años de estas jornadas declaradas Fiesta de Interés Turístico Regional y han decidido celebrarlo por todo lo alto. Este año los quince restaurantes participantes servirán fabada nada menos que durante diez días, del 1 al 10 de diciembre. Y los comensales no se cansan. Luisa Vallina, del restaurante Gaucho, en La Felguera, confesaba ayer que apenas tiene ya mesas libres para los diez días. "Está todo lleno", celebraba; y aplaudía el nuevo calendario, que para los hosteleros "es mejor porque se reparte el público en más días".

Mercado de productos asturianos en La Felguera

Mercado de productos asturianos en La Felguera / D. O.

Mientras servía un plato de fabes a Mario Cienfuegos, Luisa Vallina presumía de producto. Ahí está la clave de una buena fabada, por eso ella utiliza fabes de Pravia y compango de casa, de la suya.

Además de comer fabada, en La Felguera se puede comprar buen producto para hacerla en casa en el mercado instalado en el parque Dolores F. Duro, donde hoy a las 13.00 horas de darán a conocer los ganadores del concurso de fabada, con diez locales en categoría profesional y 18 cocineros en el concurso popular.

En el Alto Nalón, en Caso, cinco participantes celebran las jornadas de la matanza con un menú compuesto de sopa de hígado, morcilla fresca, manos de gochu, picadillo, chuletas y postres caseros (pan, café y vino incluidos). También hasta el 10 de diciembre.

En la otra cuenca, la del Caudal, las Jornadas del Pote de Turón ya suman 32 ediciones y han sido declaradas Fiesta de Interés Turístico Regional. Este año participan el Bar Gutiérrez, Casa Ita, Casa Migio, Casa Nando, Coimbra, El Descanso, El Mesón de Carlos, El Parador, La Caleyuca, La Gotera de Jorge y Vatur.