Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automovilismo

Los técnicos descartan fallos mecánicos en el coche del accidente mortal del Fito

Los familiares de los fallecidos durante el Rally de Llanes tendrán que ser indemnizados | La Federación investiga

Una grúa retira el Seat Marbella siniestrado durante el Rally de Llanes. | A. I.

Una grúa retira el Seat Marbella siniestrado durante el Rally de Llanes. | A. I.

La Real Federación Española de Automovilismo (RFEDA) inspeccionó en las últimas horas el Seat Marbella de los corredores cántabros Jaime Gil y Diego Calvo, de 39 y 30 años, fallecidos el sábado en el Rally de Llanes.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) exige una investigación en casos como los sucedidos en el Fito, un suceso que ha conmocionado al mundo del motor. La inspección tuvo lugar en Torrelavega a cargo de los técnicos de la RFEDA desplazados.

Los investigadores no se encontraron nada sorprendente en el vehículo siniestrado, que acabó doblado por el impacto contra el pretil de la carretera. “No había nada llamativo, no faltaba ningún elemento”, indicaron fuentes de la RFEDA. El equipo de atestados de Ribadesella instruye las diligencias de lo sucedido para su posterior remisión al juzgado de instrucción de Villaviciosa.

Los siguientes pasos a seguir mientras continua la investigación pasan por los trámites necesarios para la indemnización a los familiares de los fallecidos. En pruebas como la del Rally de Llanes, el seguro de los participantes se divide en dos. Hay uno que cubre los posibles daños materiales y físicos que puedan causar los pilotos y que depende de la FFEDA. Ahí se incluye, por ejemplo, el guardarraíl dañado en la zona del accidente, donde antes del golpe del Seat había impactado un Mercedes. El otro seguro, el que afecta a la seguridad de los pilotos, va a cargo de las Federaciones Autonómicas. Jaime Gil, el piloto, tenía licencia de la Federación cántabra y Diego Calvo, el copiloto, la tenía de la vasca. El funeral de Calvo tuvo lugar ayer por la tarde en la iglesia de San Vicente de la Maza de Guriezo y el Gil será hoy en la iglesia parroquial de San Sebastián de Guriezo.

Trágico accidente en el Rallye Villa de Llanes.

Las familias, consternadas

Diego Calvo, el más joven de los dos, era natural de Castro Urdiales y una persona muy conocida y querida en la localidad porque sus padres son dos conocidos hosteleros. Calvo, copiloto con años de experiencia, deja esposa y un hijo. Sus familiares recalcaron que “falleció haciendo lo que más le gustaba”. Su funeral se celebrará hoy a las 17.00 horas en la Iglesia de San Vicente de la Maza de Guriezo. Jaime Gil, de 39 años, es el piloto fallecido. Era natural de Guriezo y su funeral se celebrará mañana en la iglesia parroquial de San Sebastián de Guriezo. “Gracias por ser nuestro apoyo y alegría”, dijeron los familiares.

Compartir el artículo

stats