La candidatura ibérica para el Mundial 2030 desapareció de un plumazo ayer –de forma oficial– para convertirse en la "europea". La triple alianza entre España, Portugal y Ucrania se escenificó en Nyon (Suiza), sede de la UEFA, en una esperadísima rueda de prensa que contó con los mandatarios de las tres federaciones. "Ya no es la candidatura ibérica, es la candidatura europea. Si el fútbol es capaz de cambiar la vida de las personas, también debe ser capaz de mejorar el mundo. Es una candidatura por la paz, que dejará un legado para la historia", reivindicó Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF).

Las secuelas de esta nueva coalición son más positivas que negativas para el "superproyecto" del Grupo Orlegi. Ucrania no restará ciudades, aunque sí está previsto que se disputen partidos en su país, especialmente en Kiev y en Donetsk. España mantiene sus once sedes. El Molinón, "Asturias 2030", sigue muy bien posicionado para meterse en esa lista de electas de la que cuatro estadios se quedarán fuera.

La irrupción de Ucrania añade más opciones a una candidatura que es, a día de hoy, claramente la favorita para llevarse la Copa del Mundo. No se ha especificado cuántas sedes se plantean para Ucrania. Tampoco cuáles serían los partidos que albergarían. La sede institucional es Madrid y la administrativa, Lisboa. "Ahora, la delegación ucraniana se va a unir para poder trabajar, pero es un momento muy inicial. Lo que queríamos era dar a conocer la candidatura y lo demás se irá conociendo en los próximos meses”, manifestó Rubiales. El grupo de Alejandro Iraragorri se verá la semana que viene cara a cara con los grupos municipales para exponer su ambicioso boceto. Todavía no hay fecha cerrada.

El presidente de la RFEF explicó que la iniciativa partió de las dos federaciones ibéricas. La UEFA dio su beneplácito y posteriormente se iniciaron las conversaciones con los gobiernos de los tres países, todos ellos favorables a que Ucrania se uniera a España y Portugal. "Dimos pasos con la Federación Ucraniana y con gobiernos y jefaturas de Estado, en nuestro caso con el Gobierno y la Casa Real. Todos han mostrado el máximo interés en la candidatura, porque consideran que el poder transformador de la sociedad que tiene el fútbol es muy alto. La gente de fútbol de todo el mundo va a hacer suya esta candidatura", pronosticó Rubiales.

El logo de la nueva candidatura.

El logo de la nueva candidatura.

Acerca de cuál será el rol de Ucrania en el Mundial, si finalmente esta candidatura es la ganadora, Rubiales afirmó que los detalles técnicos todavía no están definidos y que se irán conociendo "en los próximos meses". Una de las posibilidades es que Ucrania acoja los seis partidos de uno de los grupos previos a las eliminatorias.

Durante el mes de julio, la Federación Española de Fútbol anunció los 15 estadios españoles que aspiran a ser elegidos como sedes: Balaídos en Vigo, Riazor en La Coruña, El Molinón en Gijón, San Mamés en Bilbao, Anoeta en San Sebastián, La Romareda en Zaragoza, Camp Nou y Cornellà-El Prat en Barcelona, Nuevo Mestalla en Valencia, Santiago Bernabéu y Metropolitano en Madrid, La Cartuja en Sevilla, La Rosaleda en Málaga, Nueva Condomina en Murcia y Gran Canaria en Las Palmas. Portugal, por su parte, aportará tres estadios: los dos de Lisboa (A Luz y José Alvalade) y O Dragao de Oporto.

La candidatura "europea" tiene muchas papeletas para acoger la cita mundialista. Estas ya aumentaron considerablemente cuando Reino Unido e Irlanda decidieron retirarse de la puja para acoger conjuntamente la Eurocopa de 2028. La principal competidora de España, Portugal y Ucrania para albergar el Mundial 2030 se perfila una candidatura formada por cuatro países de Sudamérica: Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile. "Esta candidatura es mucho mejor. Todos los gobiernos y la gente del fútbol va a apoyarla", dice Rubiales.

Podemos pide información sobre Mareo. Podemos-EquoXixón tiene previsto solicitar en la comisión de Hacienda que se celebra hoy información detallada sobre las negociaciones del Ayuntamiento para la prórroga del contrato de alquiler de las instalaciones de Mareo, que expira en agosto de 2026. "Estamos hablando del patrimonio de todos los gijoneses y gijonesas, el pleno del Ayuntamiento aprobó la operación de compra de Mareo, por 1.525 millones de la antiguas pesetas, en 2001. Por ello pedimos transparencia y saber si en estas negociaciones se está hablando de las opciones de recompra o si ha quedado reflejado de alguna manera, en el caso de estar cerrado el nuevo contrato", se puede leer en el comunicado de la formación morada, que también preguntará si se plantea alguna variación de un contrato de alquiler cuya prórroga se firmó en 2016 por un periodo de 30 años.