Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Sporting: El compromiso y la obsesión

Djuka celebra un gol con el Sporting

Djuka celebra un gol con el Sporting LaLiga

Cómo habrá sido la sequía de buenas noticias alrededor del Sporting en los últimos años, que estos días hay quien se atraganta ahora que se disfruta de algún rayo de sol. La convocatoria internacional de Djuka, nuevo vecino de Montenegro, deja el guiño del muchacho a la tribuna: renunciará a los partidos (amistosos) de su selección si hay play-off. Todo apunta a que así será.

Pero mejor no perder el norte, seguir haciendo caso a Gallego y mantener el plan de “pasito a pasito”, no vaya a ser que sacar los canapés y el cava antes de tiempo provoque una salmonelosis que termine con el personal agarrándose las tripas camino de Urgencias. Bienvenido sea el compromiso del serbio-montenegrino. Con sus goles, que dan puntos el 99,9 por ciento de las veces, los rojiblancos tendrán más posibilidades.

El que se perdería la promoción es Manu García. Aquí no habrá renuncia: está en juego ganar un Europeo. Para los amigos de los charcos sería una tentación comparar ambas situaciones. Esto es lo que tiene el sistema de dos velocidades –Primera y Segunda División– que se ha instaurado cuando aparecen los virus FIFA y UEFA.

El que se perdería la promoción es Manu García. Aquí no habrá renuncia: está en juego ganar un Europeo. Para los amigos de los charcos sería una tentación comparar ambas situaciones. Esto es lo que tiene el sistema de dos velocidades

decoration

Dicen que no hay fechas para parar la que presumen es la sexta mejor competición europea. Lo dicen los clubes, los mismos que tienen en su mano arreglar el problema que se formó cuando se revocó el descenso administrativo del Celta y del Sevilla. Pero 26 años después, nadie quiere hablar de una Segunda con 20 o 18 equipos. No hay tiempo ni ganas. Ahora la obsesión es el regreso del público a los campos. Tebas vuelve a la carga. Falta Rubiales. Vigilen los objetos de valor y no hagan apuestas: hay trileros sueltos.

Compartir el artículo

stats