Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión del día sobre el Sporting y el Oviedo: Haaland, el oro de CVC y el derbi astur

El Dortmund aparece en los sueños húmedos del sportinguismo a la espera de conocer si habrá actos institucionales conjuntos de cara al partidazo de Asturias

Djuka pugna con Edgar y Arribas en el último derbi

Djuka pugna con Edgar y Arribas en el último derbi Miki López / Marcos León

Finiquitado el verano física y moralmente, entre otras cosas, comienza a coger impulso, que no interés, la Liga de Campeones. En días en los que, por ejemplo, el Madrid se tiene que medir a equipos de tercera fila toma cuerpo el argumento del tito Floren de que nadie mira para la Copa de Europa hasta que llegan los octavos de final. Ya saben, una de las disculpas esgrimidas por el páter de la Superliga para declarar la independencia y hacer más ricos a los de siempre.

Para equipos como el Barça y el Madrid puede que partidos así sean un marrón. Pero antes del advenimiento del “fúrgol” moderno solía haber vida más allá de la Gran Vía y de la Diagonal. Al otro lado hay equipos para los que una sola noche en Europa equivale a uno de los mejores capítulos de su historia.

Y si no que se lo digan al Sporting y al Oviedo, que andan de celebración de los treinta años de su última (y primera en el caso azul) participación en la Copa de la UEFA. Tiempos dorados, tiempos infinitamente mejores y que está por ver si volverán.

Por el momento, y sin ir más lejos, en Gijón deben conformarse con que Movistar confunda al Sporting de Portugal (antes de Lisboa) con el equipo rojiblanco a la hora de anunciar el partido de los portugueses contra el Dortmund. Sueños húmedos que a algunos les traerán bonitos recuerdos, a otros les provocará el brillo en los ojos del símbolo del dólar a lo tío Gilito y a otros les sonará a cuento chino porque ahora los que marcan tendencia son otros.

En Gijón deben conformarse con que Movistar confunda al Sporting de Portugal (antes de Lisboa) con el equipo rojiblanco a la hora de anunciar el partido de los portugueses contra el Dortmund. Sueños húmedos que a algunos les traerán bonitos recuerdos

decoration

Por lo demás, calma a la espera de que llegue el fin de semana y los dos grandes de la madreñina astur vuelvan a saltar a un escenario en el que no estará Haaland. Luego tocará derbi, en el que ya se barrunta, salvo volantazo inesperado, que para mantener la tradición no habrá ningún acto institucional conjunto. Y es que, queridos amiguitos, hay cosas que no las arregla ni las compra todo el oro de CVC. Ye lo que hay.

Compartir el artículo

stats