18 de marzo de 2020
18.03.2020
La Nueva España

ArcelorMittal anuncia a los sindicatos paradas de instalaciones y un ERTE por fuerza mayor

El contexto económico y el impacto del coronavirus llevan a la compañía a plantear reducciones de actividad | Se verán afectados el horno alto A, uno de los sínter y la línea de galvanizado para el automóvil

18.03.2020 | 16:20
Baterías de coque de Arcelor Mittal

La dirección de la compañía siderúrgica ArcelorMittal ha planteado este mañana a los sindicatos paradas de importantes instalaciones productivas en Asturias a consecuencia del contexto económico y del impacto de la epidemia del coronavirus COVID-19 y de las medidas de contención decretadas con la declaración del estado de alarma nacional en la actividad industrial de sectores consumidores de acero. La compañía se acogerá a la nueva normativa sobre expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) pr fuerza mayor que aprobó este martes el Consejo de Ministros para paliar los efectos de la pandemia sobre los sectores productivos.

Según fuentes sindicales, la dirección de la multinacional ha planteado una importantes reducción de la producción que entrañará la parada de uno de los dos hornos altos (el A), así como uno de los sínter y la línea de galvanizado para el automóvil, y se aplaza la entrada en servicio del convertidor actualmente en reparación y la nueva máquina de colada continua del acería de Avilés. En el caso de las baterías de cock, su situación queda condicionada de la situación general en el mercado europeo.

Para los talleres de la división de productos largos (el área fabril más vulnerable y afectada en los últimos tiempos por la caída de precios del acero en Europa y la importación masiva de productos extracomunitarios a bajo precio), la compañía está evaluando diversas opciones que están actualmente en estudio. La línea de hojalata está, no obstante, amparada por una elevada demanda como consecuencia del alza de consumo de conservas en lata desde que empezó el confinamiento de la población.

Los sindicatos y comités han expresado su rechazo contundente a que se recurra al mecanismo de ERTE por fuerza mayor que acaba de aprobar el Gobierno porque entraña una merma económica para los empleados afectados, por lo que exigen bien que se aplique el ERTE que ArcelorMittal tiene ya pactado con los sindicatos (y al que se recurre de forma intermitente cuando lo exigen las circunstancias y el empeoramiento de las condiciones del mercado) o que, en caso contrario, la empresa complemente las prestaciones previstas para igualarlas con las condiciones pactadas por la empresa y los sindicatos de la siderúrgica. De no ser así, los comités anuncian que, de adoptar la empresa medidas unilaterales, los sindicatos pondrán en marcha "con la mayor contundencia" acciones jurídicas y sindicales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35