Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los transportistas prolongan el paro, que ya frena producción en la industria asturiana

La ministra Raquel Sánchez dice que el Gobierno actuará con “contundencia” contra los piquetes y los huelguistas responden que está “apagando el fuego con gasolina”

185

EN IMÁGENES: así está siendo el paro del transporte en Asturias

El paro de los camioneros sigue adelante y ya ha empezado a frenar producción en la industria asturiana. Pese a la larga reunión celebrada ayer entre el Gobierno y el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) para tratar de poner fin a la crisis, los convocantes de la protesta no parecen dispuestos a levantar los paros al considerar que sus reclamaciones para hacer rentable la actividad ante el encarecimiento de los combustibles no se ven cumplidas.

La Ministra de Transportes, Raquel Sánchez, anunció que las fuerzas y cuerpos de seguridad responderán con “mayor contundencia” ante los piquetes violentos. Los convocantes de la protesta, la Plataforma en Defensa del Transporte por Carretera (que no tiene presencia en el CNTC) anunciaron que los camiones seguirán parados y alertaron de una posible escalada de las movilizaciones. “Está apagando el fuego con gasolina”, advirtió ayer José Fernández, presidente de UITA, la organización asturiana afín a la Plataforma. Desde Cesintra, que sí tiene presencia en el CNTC, su presidente, Alejandro Monjardín fue más prudente y señaló que no levantarán el paro hasta valorar con sus asociados el resultado de la mediación entre el Comité y el Gobierno.

La Ministra, al término de la reunión, señaló que se está trabajando en trasladar al sector del transporte la prohibición de trabajar por debajo del coste, una de las múltiples reivindicaciones de la Plataforma. El Gobierno también está valorando publicar con periodicidad semanal el índice de referencias de los precios de los combustibles y anticipar todo lo recogido en las medidas que el Gobierno consensuó con el sector el pasado mes de diciembre, como la revisión de precios en los contratos. En cualquier caso, el Ejecutivo incluirá sus medidas en el plan nacional de respuesta al impacto de la guerra, que no se aprobará antes del próximo 29 de marzo. “Salimos sin nada”, señaló José Fernández, que lamentó la decisión del Gobierno de no negociar directamente con la Plataforma. “Se reúnen con los que nos llevan robando durante los últimos 42 años”, denunció en referencia al propio comité.

HUELGA DE TRANSPORTE ASTURIAS: Así quedó un camión de reparto tras el ataque de un grupo de piquetes

HUELGA DE TRANSPORTE ASTURIAS: Así quedó un camión de reparto tras el ataque de un grupo de piquetes

Ayer tuvo lugar la tercera jornada de paro y ya empezaron a sonar las alarmas por todo el país. Los convocantes de la protesta le están echando un pulso al Gobierno, que empieza a reconocer el impacto de un paro que hasta ahora calificaba de “anecdótico”. La asociaciación de industrias químicas asturianas alertó de que varias empresas del sector ya están ralentizando producción y que otras pueden llegar a parar por completo si no se da solución a la huelga. El sector de la industria láctea también anunció que hoy empezará a parar a causa de la situación de colapso y la construcción comienza a paralizar las primeras obras por la falta de materias primas. Si la situación se alarga, explicaron desde la patronal CAC-Asprocon, la semana que viene la construcción se reducirá al mínimo. Los supermercados y grandes superficies ya se resienten por la dificultad de suministro de productos frescos. Las empresas del metal, por su parte, se dan un margen medio de una semana para detener completamente su producción si el paro no se resuelve. Ayer por la mañana, un piquete en el polígono de Asipo señalaba que el sector era capaz de paralizar el país y, ahora, los camioneros amenazan con hacerlo.

La Ministra anunció la creación de un Centro de Coordinación de Seguridad para garantizar que las empresas que quieran trabajar puedan hacerlo. El presidente de la Asociación de Transporte Internacional por Carretera (Astic), Marcos Bastante, en representación del Comité señaló que varios puntos logísticos estratégicos del país no están funcionando con normalidad debido “a la violenta acción de algunos piquetes, que están provocando graves disturbios, cortando carreteras y accesos a zonas de carga y descarga, pinchando neumáticos de camiones o rompiéndoles lunas”.

La Guardia Civil realizó ayer más de ochenta escoltas en Asturias y se registraron, al menos, siete piquetes violentos. Uno de los incidentes más graves fue el lanzamiento de un objeto desde un paso elevado situado en la A-66, a la altura de Olloniego (Oviedo) y que provocó lesiones a un conductor tras la rotura de la luna de su vehículo. Desde el inicio de la huelga el pasado lunes, ya son al menos seis los camiones que, en circulación, han sufrido la rotura de lunas por el lanzamiento de piedras u otros objetos. La Guardia Civil también detectó clavos en las carreteras para tratar de pinchar las ruedas de los vehículos.

Desde la Plataforma que convoca los paros se afirmó: “Tenemos que seguir tal cual vamos porque es ahora cuando empieza la presión real y el efecto evidente de nuestra protesta. No moveremos los camiones hasta llegar a tener solucionado los problemas, y no hay otras opciones”. Por la noche la Plataforma publicó un nuevo comunicado en el su junta directiva aseguraba sentirse despreciada por la Ministra. “El desabastecimiento será inevitable e inmediato”, anunciaron.

EN IMÁGENES: así está siendo el paro del transporte en Asturias MIKI LÓPEZ

El Principado pide que se garantice la cadena de distribución de alimentos 

Mercamadrid, principal superficie mayorista del país, sufrió ayer una caída de la mercancía del 60% en pescados, mariscos, frutas y hortalizas. Sin apenas pescado ni marisco salidos del Norte de España, donde el paro de los camiones está teniendo especial seguimiento, y sin frutas del Levante, donde también está parando la mayoría del sector, empieza a dejarse ver la sombra del desabastecimiento.

La industria láctea anuncia que empezará a parar desde hoy porque, al no poder sacar el producto terminado y no recibir los insumos necesarios para transformar la leche, sus almacenes empiezan a estar al borde del colapso. Los piquetes permiten la recogida de las ganaderías, pero eso no es suficiente para el normal funcionamiento de la industria, algo que lamentaron desde Capsa Food, que aseguraron tener los almacenes al borde del colapso. “Podremos aguantar unos días más”, señalaron desde la empresa asturiana. En la misma situación se encuentra Reny Picot. Los ganaderos, por su parte, también temen que se recrudezca la situación y añaden la escasa actividad del transporte de ganado. En Pola de Siero, donde ayer no se descargó una sola res, hoy no habrá mercado.

La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) también denunció “graves problemas” en el funcionamiento de la cadena alimentaria. El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, apeló ayer a la responsabilidad y pidió “garantizar que la cadena alimentaria y su suministro se respetan, y que el derecho a la huelga no impacte en el resto de derechos del conjunto de la ciudadanía”.

La falta de transporte se deja sentir también en los puertos. En Avilés la situación es más acusada que en El Musel. Desde la Autoridad Portuaria avilesina señalaron que empiezan a tener una ocupación excesiva en los muelles y se empieza a apreciar “saturación”, porque muchas mercancías no pueden salir del puerto una vez desembarcan. La asociación de siderúgicas (Unesid) alertó de la fuerza que el paro está teniendo en el sector. Las empresas señalan que la huelga está teniendo “mayor impacto del esperado”, sobre todo en los principales nodos industriales, donde clientes y proveedores son los mayores afectados.

Compartir el artículo

stats