Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Armón logra un macrocontrato de nueve ferris rápidos con la italiana Liberty Lines

El acuerdo da opción a contruir otros nueve barcos, todos con motores híbridos diesel y eléctricos preparados para poder consumir hidrógeno

El grupo asturiano Armón acaba de cerrar uno de los mayores contratos en su más de medio siglo de historia. La compañía con sede en Navia construirá nueve ferris rápidos para la naviera italiana Liberty Lines que serán entregados entre 2023 y 2026. Además, el contrato incluye la opción de fabricar otras nueve unidades. En todos los casos se trata de barcos innovadores con motores híbridos –diésel y eléctricos– preparados para consumir en el futuro hidrógeno.

Las compañías navieras de pasajeros están invirtiendo en la descarbonización de sus flotas y los astilleros asturianos están muy bien posicionados en ese mercado emergente. Astilleros Gondán está construyendo en Castropol diez ferris eléctricos para la compañía portuguesa Transtejo y Armón fabricó en Gijón para la naviera española Balearia el primer ferri rápido –tipo catamarán– del mundo propulsado con motores de gas natural licuado y está cerrando la construcción de una segunda unidad. En paralelo Armón negoció con la italiana Liberty Lines un macrocontrato de ferris que finalmente ha llegado a buen puerto.

La naviera siciliana ha anunciado la firma de un contrato con el astillero asturiano Armón para la construcción de nueve ferris rápidos. Los barcos tendrán una características técnicas innovadoras que son fruto de más de dos años de colaboración entre las oficinas técnicas de Liberty Lines, Armón, el grupo Rolls Royce para la parte de propulsión, Rina Services y los diseñadores australianos Incat Crowther, que también trabajaron con Armón en ferris como el “Eleanor Roosevelt” para Balearia. Los barcos tendrán motorización híbrida. En modo crucero, los buques serán propulsados por motores diesel que, al mismo tiempo, recargarán unas baterías que alimentarán los motores eléctricos, que se utilizarán para las maniobras de entrada y salida de los puertos y su permanencia en ellos con cero emisiones y ruidos

Además, los barcos serán equipados con una sofisticada planta de tratamiento de gases de escape para los motores diesel diseñada por Rolls Royce –denominada Selective Catalytic Reduction– que permitirá una drástica rebaja de las emisiones contaminantes. Todo el sistema de propulsión será compatible con el futuro uso de hidrógeno, lo que convertirá a Liberty Lines en la primera compañía naviera rápida del mundo con una flota preparada para hidrógeno, considerado como el combustible del futuro.

Giovanni Barresi, presidente de Liberty Lines, señaló que la inversión en los nuevas embarcaciones permitirá “tanto acelerar la transición a la navegación con cero emisiones como continuar garantizando la más alta calidad en los servicios”.

Opción de ampliar contrato

El acuerdo firmado con Armón incluye la construcción de nueve ferris rápidos, tipo catamarán, que deberán entrar en servicio entre 2023 y 2026. Además, el acuerdo incluye una opción para construir otros nueve ferris para entregar por parte de Armón entre 2027 y 2030. El grupo asturiano no ha concretado donde centralizará la construcción de estos barcos para Liberty Lines. Durante los últimos años Armón ha fabricado ferris en sus astilleros de Gijón, Navia, Burela (Lugo) y Vigo. Además, aspira a quedarse con el astillero de Hijos de Barreras en Vigo –cuya adjudicación está prevista para las próximas semanas– al no tener espacio para más barcos en sus instalaciones con su abultada cartera de pedidos.

El nuevo cliente de Armón, Liberty Lines, tiene su sede en Trapani, en Sicilia, y presta servicios de transporte por mar en islas y localidades costeras de Italia, Croacia y Eslovenia. Cuenta con una flota de más de 30 embarcaciones rápidas de pasajeros y transporta al año a más de dos millones de viajeros. Tiene una plantilla de cerca de 600 trabajadores.

Compartir el artículo

stats