Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ArcelorMittal completará su descarbonización en Asturias con una nueva acería eléctrica en Avilés

La planta verde, sumada a las proyectadas en Gijón, pondrá fin a los hornos altos | El plan supondrá un nuevo ajuste que se podría compensar con el empleo en renovables

La acería de Arcelor en Avilés. IRMA COLLIN

ArcelorMittal pretende completar la descarbonización de sus instalaciones en Asturias con la construcción de un horno eléctrico en Avilés. Como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, el presidente de la multinacional del acero, Lakshmi Mittal, y el presidente de España, Pedro Sánchez, planearon en su encuentro del martes en Davos (Suiza) ir más allá en la transformación verde de la siderurgia asturiana con una nueva gran inversión en Avilés que se añadirá a la de 1.000 millones de euros prevista para Gijón. El CEO de ArcelorMittal, Aditya Mittal, y la ministra de Industria, Reyes Maroto, plasmaron ayer sobre el papel el entendimiento.

El acuerdo rubricado en Davos establece que “el Ministerio de Industria, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia, facilitará financiación para la construcción de un horno eléctrico en Gijón y una planta de reducción directa del mineral de hierro (DRI) con hidrógeno verde en esa misma instalación”. Es el proyecto para sustituir el horno alto “A” de Gijón, que agota su vida útil en 2024, y que fue anunciado por Lakshmi Mittal y Pedro Sánchez en julio del pasado año y que aún está pendiente de que la Unión Europea ratifique el esquema de financiación pública. Pero en el acuerdo rubricado ayer se señala que a la construcción de esas instalaciones en Gijón para fabricar acero verde y reducir el 50% de las emisiones de la siderurgia asturiana se añade “la posibilidad de un nuevo horno eléctrico en Avilés”. Es el plan del que hablaron Mittal y Sánchez el martes y que ahora aparece negro sobre blanco en el documento rubricado ayer.

Aditya Mittal y Reyes Maroto firman en Davos.

Con esa nueva instalación en Avilés se eliminarían el 100% de las emisiones de CO2 de la siderurgia asturiana. El horno eléctrico sustituiría tanto al horno alto “B” de Gijón –que aún tiene de vida útil hasta 2032 y que podría apagarse antes en función del precio de los derechos de emisión– como a la actual acería LD-III de Avilés. El nuevo horno eléctrico, que se alimentará con energía renovable, utilizará como materia prima prerreducidos de mineral de hierro pero en el plan, que aún está muy verde, no se contempla la construcción de una planta DRI en Avilés para fabricarlos utilizando hidrógeno. Podría utilizar los prerreducidos que se fabricarán en la planta DRI prevista en Gijón que tendrá una capacidad de producción de 2,3 millones de toneladas anuales de los que sólo 1,1 millones serán utilizados por el horno de arco eléctrico proyectado para Gijón. El problema es que también está previsto que un millón de toneladas de prerreducidos se destinen a la acería compacta de Sestao (Vizcaya) para convertirse en la primera del mundo con cero emisiones.

El horno eléctrico de Avilés garantizará el futuro de la actividad siderúrgica al eliminar las emisiones y fabricar acero verde, pero como ocurre con la descarbonización de la planta de Gijón supondrá un nuevo ajuste de empleo –desaparecería un horno alto y con él todas las instalaciones vinculadas como parques de carbones, sinter, baterías de coque...– y una previsible pérdida de capacidad de producción, según estiman los sindicatos. No obstante, los recortes se podrían compensar con los empleos que generarán las tecnologías vinculadas a la producción de acero verde –plantas de energía renovable, producción y transporte de hidrógeno, fabricación de electrolizadores...–.

“Este acuerdo sitúa a España como el núcleo central de la innovación y la descarbonización de la actividad del grupo ArcelorMittal en el mundo y está alineado con el objetivo del Gobierno de impulsar la transición hacia una industria descarbonizada”, señaló Reyes Maroto, ministra de Industria. “ArcelorMittal no solo contribuirá a la descarbonización de su actividad, sino que permitirá acelerar la descarbonización de las industrias auxiliares y otros sectores de actividad”, añadió.

Compartir el artículo

stats