Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

España, segundo país de la Unión Europea con menor tasa de inflación

El índice de precios sigue al alza en la UE y se mantiene en los dos dígitos en 18 estados

A la espera de conocer mañana el dato adelantado de la inflación en noviembre, España acumula (con datos hasta octubre) tres meses consecutivos de descenso de su nivel general de precios, lo que lo ha situado como el segundo país menos inflacionario de los 27 de la Unión Europea, según la oficina estadística europea (Eurostat).

Sólo Francia aventaja a España, con dos décimas menos de presión inflacionaria interanual, aunque el país galo –a diferencia de España– experimentó en octubre un incremento de nueve décimas, que quebró su tendencia descendente de los tres meses precedentes.

Frente al 7,1% de tasa interanual del índice general de precios de consumo (IPC) de Francia y el 7,3% de España, la media de la zona monetaria del euro (UEM) se sitúa en el 10,6% y la de la Unión Europea (UE) asciende al 11,6%. En ambos casos, la escalada ha persistido, mes a mes, desde el año pasado mientras que en otras grandes economías del área, como Alemania e Italia, no conocen una tregua desde junio, en el primer caso, y desde julio en el segundo.

El récord inflacionario lo encabezan Estonia (22,5%), Lituania (22,1%), Hungría (21,9%) y Letonia (21,7%). En dieciocho de los 29 países de la UE –incluidos Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica y Portugal, entre otros–, la tasa inflacionaria sigue siendo de doble dígito, como ocurría en España hasta agosto.

La gran divergencia de los índices inflacionarios complica la adopción de una tasa de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) que sea óptima para todos los países de la moneda común. En los 19 del euro, la presión inflacionaria oscila también entre 22,5% y el 7,1%. Es una diferencia abismal de 15,4 puntos porcentuales, lo que evidencia la deficiente integración económica de la zona. Entre las comunidades autónomas españoles esa disparidad es de sólo 2,3 puntos: los que distan entre el 8,6% de Castilla-La Mancha (la región más inflacionaria) y el 6,3% de la Comunidad de Madrid. En Asturias el IPC se situó en octubre en el 7,4%.

La caída de la inflación en España desde agosto guarda relación con el efecto escalón. La inflación comenzó a subir en Europa y en España de modo manifiesto en el verano de 2021 por las tensiones con el gas ruso (que se iniciaron como antesala de la invasión de Ucrania de febrero pasado), lo que se sumó a la crisis internacional de suministros desde comienzos de ese año, el alza de las materias primas y la subida del petróleo. La sequía extrema de este año (atribuida al cambio climático) también encareció los alimentos.

Al efecto base por comparación con 2021 se agrega como factores moderadores de la inflación española algunas decisiones adoptadas por el Gobierno para subvencionar costes básicos (como la bonificación del combustible con 20 céntimos por litro) y las medidas aprobadas en torno a la electricidad, en particular la llamada "excepción ibérica", que entró en vigor el pasado 14 de junio en España y Portugal tras una intensa y larga negociación de ambos países con el resto de la Unión Europea.

La electricidad, y en menor medida el gas natural, han sido causas determinantes en el descenso del IPC en España al reducir los gastos vinculados a la vivienda (cayeron el 11% en octubre), según el Instituto Nacional de Estadística. Este mismo fenómeno se verifica en el índice de precios industriales. El IPRI se redujo de nuevo en octubre (cayó 9,5 puntos porcentuales), encabezado por el descenso de los costes energéticos, a lo que también está contribuyendo la tregua en las cotización del petróleo y el gas, lejos de sus máximos.

El precio mayorista de la electricidad (al que está vinculada la tarifa regulada de pequeños consumidores) bajará hoy el 21,7%, hasta los 107,8 euros el megavatio/hora, el 47,2 % más barato que hace un año, cuando se pagó a 204,3 euros. Sin el mecanismo ibérico, el precio hubiese sido de 190,7 euros. El precio de 107,8 que se pagará hoy es inferior a los de Alemania (291,6 euros), Italia (332,5) y Reino Unido (332,5 euros al cambio vigente de la libra).

Compartir el artículo

stats