Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cuentas de la Administración local para 2022

Impulso económico, sostenibilidad y apoyo social: destino de 336 millones municipales

El presupuesto consolidado del Grupo Ayuntamiento se incrementa en 16,1 millones l Gijón perdió 3,5 millones en plusvalía desde 2020

El Ayuntamiento de Gijón.

A “impulsar la recuperación económica pospandemia, atender las demandas de los colectivos más vulnerables y acompañar a la ciudadanía en el proceso de transformación del concejo hacia un futuro medioambiental más sostenible” irán los 336.198.712,27 euros que suma el presupuesto consolidado para 2022 del Ayuntamiento, sus organismos autónomos y sus empresas de salir adelante el proyecto al que acaba de dar forma el gobierno de PSOE e IU. Un consolidado que aumenta en 16,1 millones –lo que supone un 5%– la cuantía del presupuesto del año 2020, el último aprobado en un Gijón que ha pasado el actual ejercicio en prórroga presupuestaria.

El pilar fundamental de este consolidado son los 247 millones que conforman el presupuesto concreto del Ayuntamiento, al que ayer dio su aprobación la Junta de Gobierno antes de llevarlo a la comisión de Hacienda para que se iniciase el trámite de enmiendas por parte de los grupos de la oposición. La cifra supone un incremento del 6% sobre el último presupuesto aprobado: 14 millones en valores absolutos. A lo largo de los próximos días tendrán lugar las comparecencias de presentación de los números de cada área y empezarán a moverse las negociaciones en los despachos. El reto del gobierno es salir del Pleno del 22 de diciembre con un presupuesto aprobado.

Pero a esa gran cifra hay que vincular, por un lado, los 24,8 millones del presupuesto de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, los 13 de la Fundación de Educación y Cultura y los 14,1 del Patronato Deportivo Municipal. El cariz de compromiso social del presupuesto hace que las transferencias a ambas fundaciones hayan subido un 7,3 y un 6%, respectivamente.

Y por otro, los números de las empresas de titularidad totalmente municipal y con presupuestos de tanta envergadura como los 42 millones de Emulsa (servicios de medio ambiente), los 38 millones de la EMA (aguas) y los 26,6 de Emtusa. Entre todos ellos, e incluidas en esas cifras, hay 16,9 millones en inversión directa. Más que el propio Ayuntamiento. También son 100% municipal el Centro de Empresas (Gijón Impulsa), la Empresa de la Vivienda y Divertia con presupuestos, cada una, que ronda los seis millones de euros. Aquí el cambio importante ha sido la transferencia de la gestión, y de su dinero, del área de turismo de Divertia a Gijón Impulsa. El total de las aportaciones y operaciones intramunicipales suma 88,6 millones: 5,6 millones más que en el presupuesto aprobado del año 2020.

 Todo esto es el consolidado pero lo que ayer aprobó la Junta de Gobierno es estrictamente el presupuesto municipal. Este proyecto presupuestario del Ayuntamiento ya oficial no difiere en la suma final del borrador presentado en octubre por los portavoces del PSOE e IU, Marina Pineda y Aurelio Martín. Aunque si hay ajustes internos tanto en ingresos como en gastos para adecuarlo a algunas realidades de última hora. Por ejemplo, al nuevo sistema de regulación de la plusvalía. Ahora mismo la estimación de ingresos por este impuesto para el año que viene se fija en 10,9 millones cuando en el borrador eran 11,8. Son unos 900.000 euros menos que se cubren sin problema con el incremento de los dineros que Gijón va a recibir del Estado. Si en una primera comunicación ya se habían avanzado cerca de 14 millones más, en una segunda recibida hace unos días esa cifra subía en otros 800.000 euros. Finalmente, del Estado se recibirán 77,3 millones de euros en transferencias corrientes: 64,7 del fondo complementario de financiación que en el boceto inicial tenía una estimación de 1,1 millones menos. Computando otros elementos las entregas a cuenta al Ayuntamiento de Gijón para 2022 suben a 90 millones. Un 13% más que este 2021.

Doscientos mil euros más para los compromisos ya adquiridos con vecinos por las ayudas a fachadas

decoration

El problema con la plusvalía no está en la rebaja de la estimación para 2022. Está en los 3,5 millones de pérdida para las arcas municipales con respecto al año 2020. “Ha sido el efecto de las sucesivas sentencias y sobre todo de la del año 2019”, recordaba ayer la edil de Hacienda, Marina Pineda, para quien ese fue el fallo judicial importante, al eliminar el impuesto si no había ganancia, y no el reciente del Tribunal Constitucional neutralizado por el real decreto ley que avalaba el impuesto aunque con modificaciones en el cálculo de su base imponible.

De todas maneras sigue siendo el IBI urbano, con 64,2 millones, el impuesto directo con más peso para la caja del Ayuntamiento. El pacto con Ciudadanos para las ordenanzas fiscales frenó la implantación del denominado “IBI para ricos”. El impulso de la construcción avala que se haya incrementado en un 50% la previsión de ingresos por el impuesto de construcciones, con el que se esperan recaudar 7 millones de euros.

Los cambios en el capítulo de gastos entre el proyecto de presupuesto y el borrador de hace unas semanas no son de gran envergadura. Aunque hay ajustes finos en muchas partidas los más destacados para Marina Pineda, la edil de Hacienda, tienen que ver con la subida de 400.000 a 500.000 euros del fondo de contingencia, una disminución de 208.000 euros a la transferencia que se le hace a Emtusa y que tenía que ver con el servicio público de alquiler de bicicletas que ya no a gestionar y un incremento de 217.109 euros en el plan de fachadas para pagar segundas anualidades comprometidas en las últimas aprobaciones de este tipo de subvenciones.

Con esta subida el capítulo de transferencias de capital queda en 7,7 millones de euros, de los que 4,6 millones van a la rehabilitación de los barrios degradados de Inuesa, la Sindical de Contrueces, Monte Areo y Portuarios y los compromisos en fachadas. No hay cambios ni de fondo ni de forma en las inversiones reales, con 12,1 millones. Un préstamo para inversiones de 20 millones se repite en un diseño donde, por prudencia, no hay referencias a los dineros que puedan llegar de Europa con los fondos Next Generation. Los créditos se irán habilitando según vayan aprobándose proyectos concretos para Gijón. 

Compartir el artículo

stats