Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presupuesto de Gijón aspira a ser el "más verde jamás conocido", defiende el gobierno local

El equipo de Ana González destaca los recursos municipales, regionales y de Europa para pacificar el tráfico y acometer actuaciones medioambientales

Una de las comparecencias del gobierno en la comisión de Hacienda para la presentación del presupuesto Juan Plaza

Verde. Ese es el color del que quiere teñir Gijón el proyecto de presupuesto del Ayuntamiento que defiende el gobierno del PSOE e IU para este 2023 que acaba de empezar. Un proyecto de 269,3 millones, que se eleva a 369,4 en el consolidado de todo el Grupo Ayuntamiento. "Este 2023 va a ser el año del medio ambiente en Gijón, el año más verde que jamás hemos conocido en la reciente historia de la ciudad. Este proyecto de presupuesto para 2023 es el inicio de la mayor transformación urbana de las últimas décadas". Así lo defendió Aurelio Martín, edil de Movilidad y Medio Ambiente, tras estrenar el proceso de comparecencias de los ediles del equipo de gobierno en la comisión de Hacienda para detallar ante la oposición las cifras de cada una de sus áreas. Hoy tiene lugar la segunda, y última, sesión. Dos intensas jornadas de trabajo que han dejado en suspenso las negociaciones politicas que, al margen de la tramitación oficial, sigue manteniendo la edil de Hacienda, Marina Pineda, con Ciudadanos y Podemos.

Ese presupuesto en verde, también dejó claro Martín, no sólo se limita a lo que dan de sí los 15,2 millones que le corresponden a su concejalía. Es un cómputo de actuaciones que suman euros de todas las concejalías, de otras administraciones como el Principado y, sobre todo, de Europa a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Actuaciones como los nuevos carriles bus de las avenidas de Pablo Iglesias, Constitución, Oviedo y La Costa; el carril bici, la ecomanzana y el punto intermodal de La Calzada; la renaturalización del Piles y los proyectos en las cuencas fluviales de Moreda, Viesques y El Cerillero del "Gijón ecorresiliente"; o los arreglos del colector del río Peñafrancia y la restauración de los estanques del parque de Isabel la Católica, que acaban de ponerse en marcha. Aunque no sean competencia municipal no se olvidó el edil de recordar el intercambiador del Humedal, el aparcamiento disuasorio de la avenida de Portugal y hasta el plan de descarbonización de Arcelor como otros proyectos de ese 2023 verde.

Tras las grandes propuestas, los pequeños proyectos. En Movilidad, por ejemplo, los 225.000 euros para los cuatro foto rojos a poner en los principales cruces de Nuevo Roces, o los 56.000 euros para hacer el comprometido estudio de movilidad de la zona rural . Sin olvidarse del servicio municipal de bicicletas que arrancará en mayo, más de 900.000 euros, y actuaciones, o planes, de entornos escolares seguros que llegarán a 17 centros. Y en Medio Ambiente, 26.000 euros para un programa específico de control de palomas en colegios públicos y 50.000 para el censo de instalaciones con amianto, una novedad impuesta por ley. Todo ello sin olvidar las inversiones previstas en el Jardín Botánico, con las obras de la nueva aula didáctica ya en marcha, o en el centro de interpretación del Monte Deva, a financiar con futuros remanentes. El Acuario, un equipamiento municipal en concesión, tiene una inversión prevista para este año de 1,2 millones.

El incremento para fachadas se liga al remanente y Foro ve en riesgo la Semana Grande

En cuanto a la concejalía de Atención a la Ciudadanía, Distritos y Urbanismo, cuya edil Loli Patón fue otra de las comparecientes, de los 7,6 millones de la partida de gestión urbanística, 4,3 millones se van al programa de rehabilitación de fachadas, accesibilidad y barrios degradados pero dejando claro que no se asumen proyectos nuevos. En esa suma hay una partida de unos 500.000 euros para pagar anualidades pendientes de subvenciones ya concedidas y el resto se van a las actuaciones en Inuesa (Tremañes), Portuarios, Monteana y la Obra Sindical de Contrueces. La única opción de ir a más será a través de la incorporación de remanentes. Sin olvidar, que el Ayuntamiento ha solicitado financiación europea para las obras de barrios degradados.

La propuesta económica en el ámbito de Urbanismo también presupuesta 110.300 euros para la redacción del plan especial del Muro –que era la anualidad comprometida de un contrato que debía estar ya adjudicado pero quedó desierto– y 60.000 para la redacción del nuevo plan especial de Cimadevilla. Dos proyectos que buscan fijar las bases de las reformas de dos espacios más que singulares para los gijoneses. A otro espacio singular, la Milla del Conocimiento, con la ampliación de La Pecuaria, va un estudio de 30.000 euros sobre parcelaciones.

Las áreas de Atención a la Ciudadanía y Distritos, en la misma concejalía, presupuestan 820.000 euros en comunicación social y cinco millones en relaciones ciudadanas, donde van los gastos de toda la red de equipamientos públicos de la ciudad.

Los presupuestos de la Fundación Municipal de Servicios Sociales y de la Empresa Municipal de la Vivienda entran dentro de las responsabilidades de Natalia González, otra de las comparecientes, como concejala de Derechos, Bienestar Social, Educación, Infancia y Juventud. La Fundación plantea un presupuesto inicial de 24,1 millones de euros con dos matices importantes sobre ejercicios anteriores: una mayor cuantía del dinero que llega desde el Principado de Asturias y la desaparición de los 1,9 millones de las becas escolares que pasa al presupuesto del Ayuntamiento.

Las ayudas repiten cuantías iniciales del año pasado dando por bueno que se tendrán que incrementar ante la situación de incertidumbre por la crisis y ese incremento se podrá hacer con los remanentes. Por eso, de partida hay solo 1,7 millones para las ayudas de emergencia y 600.000 para las de energía. Entre las acciones novedosas con reflejo presupuestario están los planes de dinamización de centros de mayores y los clubes sociales para jóvenes. Emvisa reserva 4,2 millones para ayudas al alquiler con la esperanza de que no se necesiten todos por el impacto del complemento de vivienda para los perceptoras del salario social básico. El dinero ahorrado iría a la compra de viviendas para aumentar su parque inmobiliario.

Y en educación: 700.000 euros en inversión, 11,5 millones para enseñanza primaria, 9 para las escuelas infantiles y 1,2 para servicios complementarios. Aquí se incluye, como novedad en convenio con la Universidad, 375.000 euros a la Universidad como inversión para que mejore los viales del campus. A cambio, la Universidad cederá una parcela para la ampliación el Parque Tecnológico.

A algo más de 21,9 millones –un 13,12% más que el año pasado, se eleva el dinero que moverá la concejalía de Santos Tejón, que aglutina Promoción Económica, Empleo, Turismo y Comercio. El cumplimiento de los acuerdos con los socios del pacto de concertación "Gijón Transforma" y los proyectos europeos concedidos en comercio y turismo son los ejes del diseño económico. La ronda de comparecencias también incluyó las áreas de Cultura y Festejos, y de Participación Ciudadana, que encabezan Manuel Vallina y Salomé García Toral.

Falta de novedades y escaso margen para la negociación. Esos son los males confirmados ayer por Rubén Pérez Carcedo, edil de Ciudadanos, tras la primera ronda de comparecencias. "Las únicas novedades son las ya conocidas de fondos europeos, y poco más. El resto son proyectos que se repiten año tras año", aseguró. Foro suma a esa queja que parte del gasto no se recoja en el proyecto y "se fíe al remanente, que es sobradamente sabido que será menor que otros años. Entre sus quejas están la escasa partida para obras en colegios, solo 600.000 euros, y que no quede concretado el dinero para financiar la Semana Grande, que ya le tocará a otro gobierno . Para Ángeles Fernández-Ahúja, del PP, el presupuesto nace "hipotecado" por los fondos europeos y "fuertemente ideologizado".

Compartir el artículo

stats