07 de agosto de 2020
07.08.2020
La Nueva España
Investigación

Detenidos el director de Aduanas y el presidente del puerto de Beirut tras la explosión en Líbano

El presidente libanés no descarta la posibilidad de que "una interferencia externa" sea la causa

07.08.2020 | 21:58
Voluntarios ayudan a recoger escombros en Beirut.

Las autoridades de Líbano han detenido este viernes al director de Aduanas y al presidente del puerto de Beirut en el marco de las investigaciones a causa de las explosiones registradas el martes en el puerto de la capital, que han dejado al menos 150 muertos y 5.000 heridos.

La Fiscalía ha ordenado la detención del director general de Aduanas, Badri Daher, tras cinco horas de interrogatorio sobre el incidente, horas después de la detención del presidente del puerto de Beirut, Hasán Quraitem, y del exdirector general de Aduanas Shafiq Merhi.

El comisionado estatal ante el tribunal militar de Líbano, Fadi Akiki, afirmó el jueves que un total de 16 personas habían sido detenidas hasta el momento, por lo que de esta forma ascienden a 19, mientras que continúan las investigaciones para esclarecer lo sucedido.

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha aclarado este viernes que aún no descarta la posibilidad de que una "interferencia externa" fuera la causa de las explosiones, si bien la principal hipótesis es que fueron provocadas por material explosivo mal almacenado, al tiempo que ha descartado una investigación internacional.

Por su parte, Interpol ha anunciado durante la jornada que desplegará un equipo en Beirut que incluirá a expertos en identificación de víctimas de desastres para apoyar los trabajos de las autoridades del país asiático.

"La trágica explosión ha dejado tambaleándose la ciudad, al país y a un número incontable de familias", ha manifestado el secretario general de Interpol, Jurgen Stock, en un comunicado publicado en la página web del organismo.

Así, ha sostenido que "la experiencia de Interpol a la hora de entregar este tipo de ayuda puede ayudar de forma significativa a las autoridades nacionales". "Seguiremos dando cualquier ayuda requerida y pedida por Líbano", ha remachado.

Las explosiones han tenido lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica -la peor desde la guerra civil (1975-1990)- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en la importación de alimentos y otros productos básicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas