22 de mayo de 2008
22.05.2008
 

Fuga de leche en la tienda

Los quesos incrementan su cuota de mercado, mientras que los yogures también pierden peso

16.05.2008 | 02:00
Una niña bebe un vaso de leche.

La escalada de los precios lácteos entre los meses de julio y diciembre ha pasado factura a las ventas de las industrias españolas. El consumo de leche líquida bajó en el año 2007, rompiendo la tendencia de años anteriores. Los precios son los culpables. La conclusión se desprende de los últimos datos sobre el sector lácteo publicados por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural. El consumo se mantuvo al alza hasta el mes de julio. A partir de ese momento, y hasta finales de año, las bajadas fueron constantes. Los quesos resisten el tirón y siguen en aumento, ajenos al incremento de precios.

Oviedo,

María José IGLESIAS


Las convulsiones que vive el sector lácteo en España también llegan a las estanterías de los supermercados. Los últimos datos del Ministerio de Medio Ambiente sobre el consumo de leche líquida reflejan un claro descenso de ventas entre los meses de julio y diciembre de 2007. Los datos no hacen más que confirmar lo que las industrias y los ganaderos ya preveían. Las subidas de los precios al consumidor, que comenzaron en verano y se prolongaron hasta principios de 2008, han hecho mella en la cesta de la compra.


El informe sobre la situación del sector lácteo en España refleja que en julio cambió la tendencia. Hasta entonces, las ventas de leche líquida iban por encima del año anterior. En 2007 se vendió en España un 1,4 por ciento menos de leche que en el año anterior: 3,56 millones frente a 3,61. Los yogures también han sufrido las consecuencias de la carestía de precios y han perdido un 0,1 por ciento de ventas. Pasaron de un consumo de 424.953 toneladas en 2006 a 424.681 en 2007. El queso sigue siendo el producto estrella de la industria láctea. Las ventas aumentaron 9.000 toneladas en 2007.

Producción

De forma paradójica, la producción de leche en España ha aumentado de forma llamativa en los últimos meses. En enero el volumen de entregas de los ganaderos a la industria ascendió a 490.813 toneladas, frente a las 475.000 consignadas en el mismo mes de 2007 o a las 477.272 correspondientes a diciembre. Por otro lado, el precio de la leche en los lineales de los principales hipermercados y supermercados ha bajado sólo un 1,4 por ciento en dos meses, según un estudio de la organización de consumidores FACUA, que ha detectado una diferencia del 62 por ciento (0,40 euros) entre el precio del litro más caro y el más barato. El estudio pone de manifiesto que el precio medio se sitúa en 0,85 euros. FACUA denunció en octubre las «desproporcionadas» subidas de la leche ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y solicitó una investigación para conocer si se estaban produciendo prácticas especulativas contrarias a la libre competencia.


Un informe elaborado por la federación de ganaderos Prolec estima en seis millones de euros las pérdidas de los ganaderos asturianos en el primer trimestre de 2008. El director general de la federación, Carlos Gil, aseguró que las pérdidas se deben a la bajada de los precios que perciben los ganaderos y que ya han descendido un 11,4 por ciento desde enero. Gil criticó que mientras esto sucede, la industria y la distribución han aumentado sus márgenes hasta el 50 por ciento. Mientras en agosto del pasado año el margen de industria y distribución era del 38,7, éste se incrementó hasta el 46,9 en diciembre. Para Gil, esta situación pone en peligro el futuro del sector en España, que cuenta con menos de 25.000 ganaderos, de ellos 2.820 de Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook