30 de septiembre de 2011
30.09.2011
 
Piloña

Pérez-Espinosa contradice al PP local y tilda de «prescindible» el Museo de Sidrón

El presidente de la junta parroquial de Borines, Benjamín Pontón, reivindica el derecho del pueblo a «acoger un equipamiento alternativo más modesto»

30.09.2011 | 02:00
Benjamín Pontón.

Infiesto (Piloña),


L. BLANCO / E. G. CEA


La portavoz del Grupo Popular en la Junta del Principado de Asturias, Isabel Pérez-Espinosa, se refirió ayer en Panes al Museo de Sidrón de Piloña como «prescindible», días después de que el consejero de Cultura, Emilio Marcos Vallaure, anunciara el rechazo del Gobierno regional a la construcción de ese equipamiento en la localidad piloñesa de Villamayor, contradiciendo así a la portavoz del Grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Piloña, Teresa González, que hace dos días tildaba de «lamentable para el concejo» la decisión del Consejero.


Pérez-Espinosa aludió ayer a la actual coyuntura económica para explicar su postura respecto a la decisión del Consejero. «Estamos en una situación de crisis económica en la que hay que empezar a distinguir entre lo que es prescindible y lo que es imprescindible», declaró la que fuera candidata popular a la Presidencia del Principado en las pasadas elecciones autonómicas, aunque quiso matizar. «Cuando hablamos de prescindible, no decimos que sea malo ni que no sea interesante», puntualizó.


Del mismo modo, abogó por garantizar sanidad, la educación y los servicios sociales antes de acometer el resto de proyectos. «Primero hay que poner la casa en orden. Una vez que se garantice el cumplimiento de los servicios básicos e imprescindibles, podremos tomar decisiones sobre el orden en el que se acometerán los proyectos», indicó Pérez-Espinosa, además de pedir al Principado que desvele sus actuaciones. «Llevamos tiempo intentando que el Gobierno regional nos diga cómo va a poner la casa en orden», añadió.


Por otra parte, Benjamín Pontón, presidente de la junta parroquial de Borines, lugar donde se ubica la cueva de Sidrón, se unió ayer a las manifestaciones de descontento por la supresión del proyecto por parte del Ejecutivo regional, pero lamentó que nadie pusiera el grito en el cielo cuando su parroquia fue rechazada como sede para albergar el equipamiento. «Es una mala noticia, pero en Borines nos fastidia que ahora la gente se escandalice y no dijera nada cuando nos descartaron en favor de Villamayor», confesó, recordando que el por aquel entonces Gobierno socialista del Principado rechazó en su día la ubicación del equipamiento en la pequeña parroquia piloñesa, pese a que ésta había sido la elegida en un principio por el ejecutivo local.


No obstante, el representante vecinal asegura que si la Consejería no da marcha atrás, no descarta proponer que la parroquia acoja un equipamiento alternativo. «Contamos con el local de las escuelas públicas y podríamos acoger un museo más modesto y cercano a la cueva», sugiere un Pontón que recuerda la decepción que los vecinos sufrieron en su día. «Los pueblos pequeños también tenemos nuestro corazoncito y no es fácil olvidar», apostilló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído