29 de enero de 2017
29.01.2017

Coviella promete más ayuda al colectivo vecinal y evita su disolución

Los socios proponen contratar a un parado del pueblo cangués para que se encargue de la limpieza de los caminos

29.01.2017 | 00:17
El presidente del colectivo, Juan Pablo Meana, presentando las cuentas ayer en Coviella.

La directiva de la asociación de vecinos de Coviella (Aveco) seguirá un año más en su cargo para evitar que se disuelva el colectivo. La decisión fue tomada ayer tras una reunión con los lugareños y después de que el plazo para conformar un nuevo equipo se cerrara sin que se presentaran nuevas candidaturas.

La junta en funciones continuará su labor con una condición: que los vecinos se impliquen más en actividades como sextaferias. "Seguimos adelante porque es una pena acabar con un colectivo que está funcionando bien y que presta tantos y tan buenos servicios de cercanía, pero necesitamos ayuda, solos no podemos", explica su presidente, Juan Pablo Meana.

Aveco se formó en 2004, y desde marzo de 2015 tiene su sede en las antiguas escuelas del pueblo, rehabilitadas como centro social gracias a los fondos Leader. Allí se imparten cada semana cursos de inglés para adultos y niños, de reciclaje y manualidades o de apoyo escolar, que corrían el riesgo de desaparecer con la disolución del colectivo. La cantina ubicada en el bajo de la construcción, que abre al público de martes a domingo, también tendría que cesar en su actividad si la asociación se hubiera clausurado.

El numeroso público asistente a la reunión aprobó por unanimidad las cuentas de 2016 y aplaudió la actividad de la junta, que entre otras cosas impulsó el pasado año un exitoso campamento de verano rural en el pueblo, viajes, un amagüestu o las fiestas de San Ramón.

Uno de los puntos de mayor desencuentro entre los asistentes fue el de la elaboración de sextaferias. En este sentido, algunos propusieron que la cuota de los vecinos residentes fuera mayor que la de socios foráneos para poder sufragar los gastos de contratación de un vecino en paro del pueblo que se encargara de tareas como la limpieza de caminos. Otros valoraron la posibilidad de una derrama, un punto que se tratará en una futura asamblea. "Estamos contentos porque los vecinos se comprometieron a prestar más ayuda en tareas puntuales", concluyó la junta directiva, que cuenta con casi 170 socios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído