DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ministerio frena la obra de Nicolás Soria y perpetúa los atascos en Ciudad Naranco

Los problemas técnicos obligan a modificar el proyecto y a paralizar los trabajos “durante dos o tres meses”, aseguran en el Gobierno central

Las obras de ampliación del puente de Nicolas Sorias sin ningún tipo de actividad. | Irma Collín

Las obras de ampliación del puente de Nicolas Sorias sin ningún tipo de actividad. | Irma Collín

Las obras de ampliación del puente de Nicolás Soria, clave para acabar con muchos años de atascos en Ciudad Naranco, estarán paradas al menos “durante dos o tres meses”, un varapalo para los vecinos, que ven perpetuarse los embotellamientos en una de las principales entradas al barrio y un nudo clave en el norte de la ciudad. Fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) –el organismo dependiente del Ministerio de Transportes responsable del proyecto– explicaron ayer que la empresa encargada de los trabajos, la constructora Copcisa, ha parado las máquinas al encontrarse con “problemas técnicos” sobre el terreno. “En la actualidad se están llevando a cabo los trabajos de ejecución de las pantallas de pilotes y anclajes del recinto de empuje. En los últimos días, durante el proceso de comprobación del tensado de los anclajes, se han producido fallos en algunos de ellos, lo que ha motivado la paralización momentánea de los trabajos”, explican desde el Adif. El recinto de empuje es el espacio que posteriormente tiene que ser vaciado para pasar a la construcción de los marcos de hormigón que constituirán el paso bajo el puente.

Los trabajos se paralizan para tratar de buscar “soluciones técnicas” al problema de los anclajes, aunque también se aprovechará el verano para llevar a cabo una modificación del proyecto. “Otras modificaciones técnicas asociadas a la operación de empuje del cajón se tramitarán en un proyecto modificado, en el que se está trabajando en la actualidad. La idea es volver a reanudar los trabajos cuando dispongamos de continuidad provisional de las obras de ese modificado. Si todo se desarrolla con normalidad, estaríamos hablando de un plazo de unos dos o tres meses aproximadamente”, aseguran las mismas fuentes.

Adif niega rotundamente que exista ningún tipo de enfrentamiento con la empresa concesionaria ni que Copcisa haya exigido más dinero al Ministerio por la realización de los trabajos al surgirle sobrecostes. “Nada más lejos de la realidad. El contratista está colaborando en el desarrollo de las nuevas soluciones técnicas y su intención es proseguir con la ejecución de la obra en el mismo momento en el que estén solucionadas”, dicen las fuentes consultadas. “De hecho, ya se está trabajando en el desarrollo de una nueva solución para los anclajes que han resultado defectuosos”, añaden.

La ampliación del puente de Nicolás Soria, la obra estatal que se preveía como más inmediata en Oviedo, sufre así un nuevo contratiempo. Los trabajos para ampliar de tres a cinco carriles el principal acceso al barrio de Ciudad Naranco tendrían que estar terminados en el mes de septiembre –comenzaron en agosto del año pasado–, pero la pandemia y los últimos contratiempos hacen que nadie se atreva a poner fecha a la inauguración de las obras. “Llevamos muchos años esperando y esto es un nuevo varapalo. Además ocurre precisamente ahora, en verano, una época en la que los niños de los colegios del barrio no tienen clases y que se podría aprovechar para darle un buen empujón al proyecto. Todo el año soportando los atascos y ahora que hay menos coches paralizan la obra. Esto no hay quien lo entienda”, señala Rubén Fernández, el presidente de la asociación vecinal Ciudad Naranco Existe. “La verdad es que a nosotros nos habían dicho que el verdadero problema era económico, que la empresa que está haciendo las obras no se ponía de acuerdo con Adif por culpa de unos sobrecostes y que todo iba a estar parado hasta que eso no se arreglase”, añade.

Gonzalo Díaz, portavoz del colectivo vecinal La Centralilla, tampoco recibió de buen gusto la noticia. “Este es un ejemplo más de la falta de compromiso que existe con este barrio por parte de las administraciones. No podemos permitir que nos sigan tomando el pelo de esta manera”, denuncia el representante vecinal.

“No queremos que los atascos se eternicen”, dicen los vecinos

“Después de llevar tantos años esperando, esto es una vergüenza. No queremos que los atascos se eternicen”. Así de indignada se mostraba ayer Marisa Álvarez, la presidenta de la asociación de vecinos Activa Ciudad Naranco, al enterarse de que las obras de ampliación del puente de Nicolás Soria van a estar paradas entre dos y tres meses. Con un presupuesto de 3,8 millones de euros y un plazo de ejecución estimado en un año, la actuación en Ciudad Naranco está pensada para mejorar la capacidad circulatoria en la zona al reconducir a los vehículos por dos calzadas. Una de ellas descenderá hacia la avenida de Santander, bajo el paso inferior existente, y contará con tres carriles de 3,50 metros de ancho cada uno y una acera de 3,05 metros. La otra calzada ascenderá hacia Ciudad Naranco por un nuevo cajón, con dos carriles de 3,15 metros de ancho, arcenes de 20 centímetros y una acera de tres metros. Al menos esos eran los planes antes de que Adif anunciase el modificado.

Compartir el artículo

stats