Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Al Tartiere, sin escaleras

El presidente de la asociación de vecinos de El Cristo-Montecerrao Ramón del Fresno presenta al grupo Pachuca un plan de accesos al campo de fútbol con rampas helicoidales cuya ejecución rondaría los 4 millones de euros

Los accesos diseñados por el equipo de Ramón del Fresno

Acabar con las "dichosas" escaleras de acceso al Tartiere y sacar al campo de fútbol del Oviedo del "pozo" al que le condenó su ubicación geográfica. Eso es lo que pretende Ramón del Fresno, presidente de la asociación vecinal del Cristo, Montecerrao, Llamaquique y Buenavista mediante un proyecto desarrollado por un grupo de arquitectos colaboradores de la entidad en el que se plantean nuevos accesos al campo en forma de grandes rampas helicoidales. El proyecto ya se lo ha presentado esta semana al grupo Pachuca, los nuevos socios mayoritarios del Club, y confía en que los directivos trasladen la propuesta al Ayuntamiento de Oviedo, propietarios del estadio.

Detalle de uno de los accesos helicoidales propuestos.

La propuesta de Ramón del Fresno parte de la polémica sobre las escaleras de acceso al campo y los sustos que ya ha provocado entre la afición, como el espectador que en marzo sufrió un infarto cuando salía de un partido. Desde entonces varias iniciativas han pedido que se cierre este paso o se busque un paso alternativo. Ramón del Fresno y su equipo de colaboradores han desarrollado este plan, después de un trabajo de varios meses. "Es un proyecto ambicioso de accesibilidad con dos accesos principales circulares helicoidales por la Calle Francisco Bances Candamo, Ricardo Vazquez Prada con Alejandro Casona, ambos accesos para contribuir a mejorar y acondicionar los accesos al entorno del Carlos Tartiere", explica el líder vecinal. En total, las nuevas rampas, que cumplirían con las exigencias internacionales, suman aproximadamente unos 28.000 metros cuadrados y "garantizarían un acceso apropiado para salvar las dificultades actuales, pudiendo incluso acceder al campo por nuevas puertas de acceso en diferentes niveles de las gradas del estadio".

Ramón del Fresno considera que esta solución garantiza la explotación del campo más allá de lo futbolístico y permitiría, eventualmente, cumplir con los requisitos para albergar algún partido internacional en el caso de que Gijón consiga ser una de las sedes del Mundial del 2030.

Otra vista general de los accesos propuestos por Ramón del Fresno para el Tartiere.

Con los accesos helicoidales "es posible garantizar vías de acceso, salidas de emergencia rápidas para todos, en escenarios de gran concurrencia de personas como así son las citas deportivas en los partidos del Real Oviedo. Esta solución estratégica propuesta representa una mejora notable y necesaria para los accesos actuales y futuros servicios de los que pueda disponer el estadio", concluyó del Fresno.

Compartir el artículo

stats