Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ISPA recibe una ayuda estatal de 1,4 millones para una plataforma que analiza proteínas

El proyecto liderado por Ignacio Ortea y Mario F. Fraga logra financiación del Carlos III para acoger la tercera unidad que se crea en el país

El responsable de la Unidad de Proteómica del ISPA, Ignacio Ortea, explica la instalación al consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz; a la directora general de Universidad, Cristina González, y a la directora general de Calidad, Transformación y Gestión del Conocimiento, Tania Cedeño. | LNE

El Instituto de Salud Carlos III –organismo dependiente del Ministerio de Sanidad– ha aprobado de manera provisional una ayuda de 1,4 millones de euros destinada al Instituto de Investigación Sanitaria del Principado (ISPA), emplazado en Oviedo, al lado del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). La citada cuantía se dedicará a financiar una plataforma de proteómica biomédica que potenciará esta especialidad en el ámbito de la medicina personalizada.

"Con esta subvención, financiada con cargo a los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el centro asturiano contará con la tercera unidad de este tipo del país", destacó el Gobierno regional mediante un comunicado difundido ayer. La citada plataforma ya fue presentada el pasado 14 de septiembre en el salón de actos del HUCA.

Del mismo modo que la genómica estudia los genes, la proteómica estudia las proteínas. Al igual que otras "ómicas", aporta información individualizada de cada paciente. Ahí radica su utilidad, destacan los investigadores, que ponen como ejemplo lo que sucede en el campo de la oncología: "No hay dos tumores iguales. Por eso interesa mucho identificar sus detalles para poder abordarlos y buscar tratamientos específicos".

En su nota de ayer a los medios de comunicación, el propio Ejecutivo indica que los responsables de la Fundación de Investigación Biosanitaria (FINBA) y el ISPA han valorado el esfuerzo competitivo para acceder a esta convocatoria "que supone un reflejo de la mentalidad innovadora que se impulsa desde Asturias", y que pone de manifiesto "el apoyo decidido del Consejo Superior de Investigaciones Científicas a la investigación biomédica que se lleva a cabo en el Principado", según ha asegurado la coordinadora institucional del CSIC en Asturias, María García.

Por su parte, prosigue el comunicado, el subdirector científico del ISPA, Mario Fernández Fraga, ha considerado que este equipamiento "estratégico" constituye la culminación de un proyecto "en el que se trabaja desde hace siete años y que hará que Asturias sea más competitiva en el ámbito de la medicina personalizada". "Es un hito que nos sitúa en la vanguardia de la investigación biomédica en la medicina personalizada y un claro ejemplo de cómo los proyectos que plantean los investigadores se pueden traducir en avances concretos en los medios que se destinan a investigación biomédica y, por lo tanto, en la atención sanitaria que recibe la ciudadanía", destacó Fraga en esas mismas declaraciones difundidas por el Gobierno del Principado.

El nuevo equipamiento contará con plataformas de espectrometría de masas de nueva generación, dotadas de la más alta sensibilidad y orientadas a la investigación de medicina de precisión. "Con esta tecnología es posible cuantificar en torno a 10.000 proteínas en una muestra, lo cual nos permitirá estudiar con mucha más profundidad los mecanismos y rutas metabólicas que intervienen en los procesos biológicos de salud/enfermedad. También favorecerá el descubrimiento de nuevos biomarcadores de diagnóstico, predicción de respuesta, etcétera, por lo que se generarán resultados que puedan ser transferidos a la práctica clínica y a la industria biotecnológica", explicó el coordinador científico-técnico de la Unidad de Proteómica, Ignacio Ortea.

Por su parte, la directora científica del ISPA, María Victoria Álvarez, subrayó el apoyo "fundamental" de las instituciones para la puesta en marcha de la plataforma, según precisa el comunicado del Gobierno asturiano.

El aparataje incorporado y el personal experto permitirán en adelante llevar a cabo análisis de proteínas a nivel masivo. La nueva unidad dará cobertura a todos los investigadores de la región, y de fuera de Asturias, que dispongan de una muestra biológica y deseen analizar el conjunto de sus proteínas en un laboratorio centralizado.

Compartir el artículo

stats