Oviedo quiere iniciar en 2024 el plan de la margen izquierda del bulevar de Santullano

La ciudad contará con un paseo circular de tres kilómetros y medio para peatones y bicicletas una vez terminada la segunda fase del proyecto

El equipo de Gobierno que dirige Alfredo Canteli quiere completar cuando antes la transformación de la entrada a la ciudad por la "Y" y ya tiene en mente el próximo objetivo: la reurbanización de la margen izquierda del bulevar de Santullano. Una vez que el parque lineal de la parte derecha ya está tomando forma y que el resto de obras que se están ejecutando para convertir la autopista en un espacio urbano marchan a buen ritmo, el Ayuntamiento quiere completar el puzzle y comenzar a pensar en la segunda fase de un plan que va a cambiar por completo la fisonomía de la puerta norte de Oviedo. Para acortar al máximo los plazos, el Consistorio pretende empezar a trabajar en la redacción de ese proyecto el año que viene, cuando todas las actuaciones que ahora están en marcha estén terminadas.

El Ayuntamiento está satisfecho con el trabajo que se ha realizado hasta ahora, pero el equipo de gobierno también tiene muy claro que el objetivo no estará completado hasta que esa segunda fase sea una realidad. "La transformación de la entrada norte de Oviedo debe completarse con dos actuaciones pendientes: la ejecución del tramo de colector, que aún no se ha sustituido y llegará hasta la zona de Ventanielles, y la reurbanización de la margen izquierda", explica el concejal de Infraestructuras y Planeamiento, Nacho Cuesta.

El edil popular asegura que esa segunda fase del tramo urbano de la autopista "se pretende abordar con la mayor celeridad posible", atendiendo "a las disponibilidades presupuestarias". No en vano, tanto la financiación de los trabajos de la margen izquierda como la instalación de unos seiscientos metros de colector de saneamiento tendrán que salir de las arcas municipales a no ser que surja algún tipo de ayuda a la que acogerse. Todos las obras de la primera fase de transformación de la entrada norte –la "faba" de la Cruz Roja, la nueva rotonda de Santullano y el parque lineal con la pasarela del mástil de 55 metros de alto– se están ejecutando con financiación correspondiente a los fondos europeos Edusi, al igual que los trabajos que se están llevando a cabo en el Palacio de los Deportes.

La reurbanización de la margen izquierda del bulevar de Santullano va a ser fácil. "Las obras van a tener una gran complejidad porque hay una diferencia de cota muy grande, sobre todo en la zona del Rancho", explica Nacho Cuesta. Aunque el proyecto no está ni siquiera planteado, Cuesta ya lo dibuja en su cabeza. "Seguramente se gane terreno para actuar en la zona de Guillén Lafuerza desplazando los carriles hacia la actual mediana de la carretera. Hay que tener en cuenta que ya no va a ser una autopista y que lo que se pretende es cambiarla por un corredor verde con espacios para los ciudadanos", añade.

Una vez que esa parte izquierda del bulevar este terminada, cuando la pasarela que une ambas orillas esté factiva y la urbanización del área de La Vega sea una realidad, Oviedo contará con un paseo circular de unos tres kilómetros y medio. Peatones y bicicletas podrán aprovechar un espacio que se le gana al autopista para pasear entre diferentes especies vegetales, entre árboles y arbustos, distribuidos en bosquetes, que darán oxígeno y abrazarán al peatón y lo alejarán del tráfico. "Nuestro objetivo es coser la herida que divide la ciudad, que es la autopista, y devolverle ese espacio a los ciudadanos. haremos todo lo que esté en nuestras manos para que todo el proyecto está listo cuanto antes, de eso no cabe ninguna duda", asegura Nacho Cuesta.

[object Object]

Aquellos que día a día se acercan hasta el Rancho para seguir de cerca el discurrir de las obras de instalación del "Arpa de Santullano" –la nueva pasarela sobre el tramo urbano de la "Y"– y del resto de actuaciones que se están llevando a cabo en la entrada norte de Oviedo ya no tendrán que estar apoyados en una verja enrejada. El Ayuntamiento de Oviedo tiene previsto habilitar un "mirador" para facilitarles las cosas. "Será algoprovisional. Se pondrá un suelo de zahorra o arenón, se colocará una barandilla de madera y se recortarán los arbustos para que la gente pueda ver mejor", explica el concejal de Infraestructuras y Planeamiento, Nacho Cuesta. La fecha de la inauguración del "Arpa de Santullano" no es segura, aunque desde el Ayuntamiento confían en tener la pasarela abierta "a finales del marzo del año que viene", unos plazos que coinciden con los fijados para el parque lineal de la margen derecha o para la "faba" de la Cruz Roja.