El Principado ya resolvió el lunes dar luz verde al proyecto del Martillo de Santa Ana

La Administración regional muestra su sorpresa por las críticas del Ayuntamiento de Oviedo cuando el expediente ya había sido informado

Estado actual de la parcela del Martillo de Santa Ana. | Irma Collín

Estado actual de la parcela del Martillo de Santa Ana. | Irma Collín / Ch. Neira

Chus Neira

Chus Neira

La consejería de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico ya había resuelto su informe ambiental estratégico sobre el estudio detalle del Martillo de Santa Ana cuando el Ayuntamiento se lanzó a criticar, por segunda vez, la poca diligencia de la administración regional para desbloquear este proyecto. Los planes del Arzobispado para convertir su parcela en esquina entre las calles Santa Ana y Canóniga en una factoría cultural tenían el visto bueno del Principado desde el pasado lunes. El martes la resolución fue enviada al Ayuntamiento, si bien el documento no se recibió en el servicio hasta el jueves. En todo caso, las críticas del concejal Nacho Cuesta, este sábado, se produjeron cuando la administración local ya tenía la respuesta de Transición Ecológica.

Desde el Principado muestran su sorpresa por la circunstancia de que una administración se lance a realizar una crítica sin antes haberse dirigido a la administración competente para comprobar, como era el caso, que el asunto estaba ya resuelto.

Según consta en la documentación a la que ha podido tener acceso este periódico, la firma de la Dirección General que permitía seguir con la tramitación del expediente se produjo el lunes 27 a las 23.56 horas, cuatro días después de que LA NUEVA ESPAÑA publicara que el trámite acumulaba ya casi un año desde que había sido presentado en Medio Ambiente.

Fuentes del Principado, matizan, en todo caso, que la administración no puede agilizar trámites que obligatoriamente, como este, requieren una fase de información pública, de recepción de alegaciones y de contestación a las mismas.

Al margen de la disputa entre las administraciones, con el visto bueno del Principado y el del Ayuntamiento, que ya había informado favorablemente del estudio detalle, ahora el proyecto del Martillo de Santa Ana podrá aprobarse de forma definitiva e iniciar la segunda fase de la tramitación que llevará a la licencia para iniciar las obras, que deberían arrancar el próximo año.

Con el proyecto del Martillo de Santa Ana la iglesia da salida a una parcela que lleva más de treinta años siendo un grave problema urbanístico en el corazón del Antiguo. El nuevo centro cultural que quieren construir ahora nace con vocación de ser un gran contenedor desde el que poder enseñar y realzar el patrimonio eclesiástico en Asturias. Incluirá una gran sala de exposiciones, un salón de actos y un centro de recepción de visitantes o de información turística bajo la forma arquitectónica de un fuerte contraste de lenguajes. Se recupera la fachada del edificio de Juan Miguel de la Guardia de la calle Santa Ana, frente al Museo de Bellas Artes, y en la esquina se genera un nuevo volumen de piedra en entre Canóniga y Mon.