Emotivo adiós a Chema Feito, el profesor que llevó por bandera "el espíritu dominico"

La iglesia de Santo Domingo se llenó, e incluso dejó a gente en la calle, para despedir entre aplausos al docente y reportero deportivo

El cariño que se ganó en vida José María Pérez Feito –más conocido como Chema Feito–, fallecido el pasado martes a los 66 años de edad, quedó patente el día de su despedida. La iglesia de Santo Domingo se llenó para asistir al emotivo funeral por el profesor de los Dominicos, un hombre "bueno y querido por todos" que también era muy conocido en Oviedo por sus crónicas deportivas en la radio, concretamente en Radio Asturias, y en diferentes medios escritos asturianos y nacionales, entre ellos LA NUEVA ESPAÑA. "Cuesta mucho afrontar este momento. No hay más que ver toda la gente que ha venido para darse cuenta de que Chema era muy apreciado", dijo el padre José Luis Álvarez Valdés, amigo personal del fallecido.

El padre Valdés habló durante su homilía de un "hombre leal y honesto" y describió a Chema Feito como "un compañero sin fisuras" que se desvivía por el colegio al que toda la vida estuvo ligado –antes de profesor también fue alumno–, que llevaba por bandera el "espíritu dominico" y que era apreciado por personas de todas las edades. "Lo paraban por la calle y le llamaban ‘profe’ tanto los padres como los hijos porque fue profesor de varias generaciones y se hizo querer por todas ellas", dijo el padre Valdés con cercanía. "Es un momento duro, pero la familia de Chema tiene que buscar apoyo en Cristo y también darse cuenta de que están acompañados por toda esta gente que está hoy aquí", añadió.

Entre toda esa gente había amigos, alumnos y exalumnos de los Dominicos y otras amistades que Chema Feito se ganó durante sus años de reportero. Algunos de ellos incluso tuvieron que seguir la misa desde fuera del templo porque no había sitio para todos. Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando habló uno de sus mejores amigos, Ismael Mori, profesor de la Universidad de Oviedo y exportero internacional de hockey sobre patines. "Chema era una buena persona, pero esa bondad todavía se veía superada por su condición de amigo. Se desvivía por los suyos, por el colegio en el que estuvo siempre y por toda la familia que hay alrededor", dijo Mori, una leyenda del Cibeles que comenzó su carrera como deportista en los Dominicos. "Su otra pasión era el periodismo y en esa faceta consiguió hacerse todo un referente, aunar una historia narrada y escrita del hockey asturiano", añadió Mori durante su discurso.

Emotivo adiós a Chema Feito, el profesor que llevó por bandera "el espíritu dominico"

Los amigos del fallecido transportan el féretro. A la derecha, Chema Feito. / Fernando Rodríguez

El fallecido fue además fundador de la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio Santo Domingo, un colectivo del que actualmente era vicepresidente y que ahora se queda sin uno de sus mayores pilares. "Era el alma de la asociación, el que organizaba las comidas para juntarnos a todos y para mantener vivo ese espíritu de unión dominico", recalcó Ismael Mori. Al término del funeral, con enorme respeto, todos los asistentes esperaron a que saliese el féretro, que fue recibido con aplausos en la plaza que hay frente a la iglesia de los Dominicos. En ese momento muchos de sus amigos y familiares no pudieron contener las lágrimas.