11 de marzo de 2017
11.03.2017
CD Numancia 00Real Oviedo
 

El Real Oviedo sigue sumando

Sexto partido sin derrota de los azules en el que sumaron un punto tras un encuentro de pocas ocasiones

11.03.2017 | 00:24

Sexto partido sin perder de los azules y veinte de los últimos veintisiete en juego es un balance más que positivo para un Real Oviedo que parece haber resuelto también el problema que el equipo tenía a domicilio.

Un punto más en un partido en el que pecó de conservadurismo y en el que a pesar de no sufrir en exceso siempre estuvo más cercano el gol local que el visitante.

Optó Fernando Hierro por volver al 1-4-2-3-1 adelantando la posición de Borja Domínguez por el sancionado Linares y entrando en su puesto Lucas Torró.

El Real Oviedo volvió a ser el de los partidos a domicilio. Más centrado en proteger a Juan Carlos que en buscar la portería rival. Un partido de pocas ocasiones en las áreas que suele favorecer los intereses de los asturianos gracias a su efectividad en ataque.

Todo parecía transcurrir con el guión habitual pero el paso por los vestuarios pareció dar renovada energía a los locales que salieron mucho más intensos.

Sin mucha continuidad el balón rondaba el área visitante. Juan Carlos tuvo que intervenir en varias ocasiones para evitar el tanto local. Esta iniciativa de los numantinos tuvo su culmen mediada la segunda parte con un disparo de Julio Álvarez que impactó en el palo tras superar al meta visitante.

Esta jugada pareció espolear a los visitantes que igualaron el partido. En la atmósfera flotaba el pálpito de que el Oviedo podía aprovechar la primera oportunidad que tuviera y casi ocurre con un remate de espuela de Michu que salvó un defensor bajo palos y que en el rechace Erice remató rozando el palo con un potente disparo.

El partido se convirtió en un toma y daca en el que el Oviedo parecía superior. No generó más ocasiones por juego pero el balón parado, siempre peligroso, fue el recurso utilizado por los de Hierro aunque sin éxito en la tarde de hoy.

Empate final del Real Oviedo que se marcha contento de Soria tras el partido realizado pero con un pequeño poso de oportunidad perdida puesto que el Numancia en ningún momento rehusó el ataque y dejó bastantes espacios que los oviedistas no pudieron aprovechar en esta ocasión.

Nutrida presencia de aficionados azules en las gradas con cerca de 1.000 desplazados.

46 puntos que dejan a los de Hierro en la tercera posición provisional. Puerta a cero y progresión continua en la confianza de un grupo que afrontará el próximo encuentro una nueva final ante uno de los, en principio, favoritos al ascenso, el Rayo Vallecano que ahora se encuentra de capa caída. Domingo 20:30h.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas