18 de mayo de 2018
18.05.2018

"Si nos quieren matar, que esperen a que acabe"

Anquela pide unión al oviedismo: "Tenemos que ir todos de la mano y pelear hasta el final, igual nos llevamos una alegría"

19.05.2018 | 04:40
Anquela, en un entrenamiento del Oviedo esta semana en El Requexón.

Que el equipo se juega la temporada el sábado lo sabe todo el mundo. El Oviedo, si quiere jugar el ansiado play-off, debe hacer pleno de victorias en los tres encuentros que restan y esperar que le acompañen los resultados de sus rivales, algo probable, principalmente por los duelos directos que restan entre candidatos a la promoción. La primera piedra en el camino es el Sevilla Atlético en el Tartiere (mañana, 16.00 horas). El Oviedo vuelve a casa después de caer en el Sadar (2-1) y el Tartiere estará expectante. Anquela, que ayer salió a la palestra a dos días del importantísimo duelo, lanza un mensaje positivo al oviedismo: "Tenemos que intentar no dar pie (a un posible mal ambiente del Tartiere). La gente tiene que saber que todavía estamos ahí. Si nos quieren matar a todos que nos maten, pero cuando acabe. Mientras haya vida tenemos que ir todos de la mano y pelear hasta el final, que igual nos llevamos una alegría...", afirmó Anquela. El técnico se mostró relajado, alegre y bromista. Ni rastro del Anquela alicaído que volvió de Soria hace dos semanas. No obstante, el jienense es claro: todo lo que no sea ganar al Sevilla Atlético es complicar sobre manera la temporada. "No hay fallo, otros días no hemos dado el nivel, pero ahora ya no hay vuelta atrás. Es un partido que decide si seguimos vivos o pensamos en otra cosa". Anquela avisa de la importancia, pero pronto vuelve a su discurso de siempre, el de no mirar el pleno y solo fijarse en el siguiente partido. Ayer no faltó su cita clásica, la que ya es esencia Anquela en el Oviedo: "Hasta el último minuto del último partido, ojalá así sea".

Quiere el técnico que su equipo repita las cosas buenas de El Sadar, las que se vieron en la primera mitad. "Durante la primera parte fuimos muy serios y muy ordenados, la segunda fue otra historia, nos superaron en todo. No fuimos capaces de solventar los problemas, pero vamos a seguir trabajando y creyendo en lo que hacemos. Al equipo se le puede pedir que juegue mejor, pero lo que este equipo da siempre no, en eso no vamos a fallar. Vamos a morder y pelear e intentar ser el Oviedo que todos queremos". No se fía Anquela del rival, el Sevilla Atlético, que saca más puntos desde que está descendido. "Son insultantemente jóvenes, no demuestran la edad que tienen. Son un equipo bien plantado, bien ordenado y con variantes. En la ida lo pasamos realmente mal". Anquela, que previsiblemente hará variaciones respecto a la semana pasada, tanto en nombres como dibujo, no dio pistas. "Algún cambio tenemos que hacer, pero no muchos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook