13 de mayo de 2019
13.05.2019

Omar Ramos se apunta

El canario se recupera y es una de las novedades en la lista de Sergio Egea para el partido de Málaga

13.05.2019 | 01:00

Preguntado el pasado sábado por las condiciones de Omar Ramos, Sergio Egea no dudó en alabar a su pupilo. Destacó sus condiciones y señaló a su principal enemigo: las lesiones. Son los problemas musculares los que le han impedido brillar desde que llegó en el pasado diciembre. El argentino conoce de primera mano el talento del extremo. Y también lo ha sufrido en contra. Sucedió en el duelo entre Leganés y Oviedo de la temporada 2015-16, que acabaría con los pepineros en Primera. En el duelo disputado en Butarque, con Egea en el banquillo azul, Omar Ramos aprovechó un servicio de Szymanowski para batir a Esteban. El Oviedo lograría igualar en el segundo acto. Esa chispa en los últimos metros es la que busca ahora el canario que, tras superar la última lesión muscular, ha entrado en la lista para el choque de esta noche. Puede ser un elemento importante para agitar el partido desde el banquillo.

El saldo del canario en su primera experiencia con el Oviedo está condicionado por las lesiones. Solo ha podido participar en 7 encuentros, dos de ellos como titular. La falta de continuidad sitúa su contribución en 158 minutos de juego: 8 ante el Almería, 12 en Granada, 8 en Soria, 30 contra el Tenerife, 20 en Albacete, 8 contra el Lugo y 71 en Mallorca.

El punto de inflexión de la temporada llegó en la 21.ª jornada. Sus detalles desde el banquillo y la habilidad mostrada en El Requexón hicieron que Anquela le premiara con la titularidad ante el Tenerife. Ramos entró con buen pie en el choque, incluso estrelló un balón en el palo, pero su buena estrella se truncó a la media hora, cuando cayó lesionado. No regresó hasta la jornada 27.ª para participar, por primera vez en la temporada, en tres encuentros seguidos. Pero tras la cita en Mallorca, donde no estuvo afortunado en su segunda titularidad, volvió a romperse. Y no entró en una lista hasta hoy.

El último mes de competición le abre una oportunidad para redimirse, para mostrar las condiciones que le convirtieron en una pieza básica en el exitoso Leganés. Para Ramos, su última experiencia en Segunda significa repasar el curso más exitoso de su carrera. Con Garitano en el Lega, el extremo jugó 34 encuentros y anotó cinco tantos.

La apuesta por las bandas de Egea parece clara. Berjón es el dueño de la izquierda. En la derecha, el bajo rendimiento de Bárcenas en las últimas semanas podría darle opciones a Viti. Para Ramos queda asignado otro rol: el de ayudar desde el banquillo. Siempre que las lesiones, su peor enemigo, le respeten.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook