Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alza de los costes amenaza con subir el precio de la sidra, alertan los llagareros

Los profesionales del sector se quejan del precio de la luz y temen al desabastecimiento de materiales en caso de averías en sus máquinas

Trabajos en un llagar de Siero. Archivo

La crisis de suministros ha generado escasez en determinados sectores productivos. El de la sidra tampoco es una excepción, aunque por la naturaleza de su producto y la tendencia a la reutilización de las botellas “de momento no hay una afectación importante”, dicen sus profesionales. Las principales preocupaciones de los llagareros de Siero tienen que ver con productos básicos, como el cartón, y con la posibilidad de que se estropee una pieza de la maquinaria. Lo que más están notando, y sufriendo, es la subida del precio de la luz. Temen que todo ello repercuta también en un incremento de precios de su producto final. Es decir, de la sidra.

“Tememos tener que subir el precio de la sidra el próximo año. Aunque por la demanda del mercado, no es un producto que permita alzas muy importantes”, explica José Palacio, de Viuda de Palacio. Según señala, la cosecha de manzana está siendo buena, y de momento, no nota que haya problemas con los repuestos de botellas o corchos. Pero sí que, progresivamente, ha ido notando como se incrementan los precios de todo.

“El tema de los abastecimientos sí que nos afecta, no somos ajenos. En la botella y el corcho no tanto, porque son suministros más a largo plazo”, indica Carlos González, de Sidra Fanjul. Lo que comienza a ser un problema es el cartón, que responde más a una demanda de productos básicos. “Es una subida de precios más disparatada”, recalca.

Pero lo peor, según demandan varios representantes del sector, es la subida del precio de la energía y de la gasolina. “El incremento de la luz es lo que más estamos notando, muchísimo más que el problema de los suministros”, recalca Víctor Urbieta, trabajador de Casa Fran. Aunque todavía es pronto para hacer valoraciones sobre si encarecerá el precio final del producto.

“A nosotros, lo que más nos preocupa de la crisis de suministros tiene que ver con las piezas de las máquinas. Sí que vemos que pueda haber un problema en el tema de repuestos”, afirma Manuel Riestra, de Sidra Muñiz. Asegura que, al igual que otras empresas, los llagares sí que están notando la subida del precio de la energía.

“La sidra asturiana tiene una ventaja, que somos los que más reciclamos. En el tema de contaminación vamos varios pasos por delante, porque llevamos haciendo eso muchos años”, señala también el llagarero. Por eso, no tiene ningún temor a que pueda haber desabastecimiento de botellas. La preocupación en todos ellos, por tanto, viene más derivada de la subida del precio de la luz y también de la gasolina, que se traduce en portes para los transportistas. “Yo creo que desde que se abrieron las barras, la gente consume más”, dictamina Urbieta, optimista. Sin embargo, para algunos, esto no es su suficiente y temen tener que subir, a finales de año, que es cuando suelen hacer el balance, el precio de la bebida. “No obstante, esa época suele haber un consumo más bajo. Es la más floja del año” , indica González. Habrá que esperar a enero para hacer balance de un año con restricciones, pandemia y subida de precios.

Compartir el artículo

stats