Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Excéntrico

Si en algo es singular este amiguete es en encontrar explicaciones divergentes respecto a los asuntos y situaciones que nos afectan. Cuando empezó el covid me explicó que no existía tal virus, que era un envenenamiento con productos dispersados por los aviones y apuntaba a las estelas al tiempo que explicaba cómo afectaba el monóxido de nitrógeno por calentamiento del aire. Su explicación sobre la guerra de Ucrania se basa en que es un simple acuerdo entre Estados Unidos y Rusia. Es un modo de hacer valer su peso en el orden mundial y la dependencia que de ellos se tiene en el campo energético y militar. La última fue sobre Pegasus. Fue el primero en comentarme que el espionaje a los teléfonos del Presidente y otros miembros del Gobierno lo hizo Marruecos, que habían sabido lo que saben y que le contaron al Presidente lo que conocían y que algo debía hacer para que no se hiciesen públicas cosas que le afectarían demasiado. Y sigue diciendo: “¿A qué entiendes ahora su cambio repentino respecto al Sahara?”. Lo miro de soslayo y le digo que se deje de memeces, que sus teorías son excéntricas y que con esas explicaciones del mundo puede peligrar su salud mental. Pero sonríe y se limita comentarme con socarronería: “Ya, ya...”.

Compartir el artículo

stats