Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran donación de utensilios de la histórica Farmacia y Laboratorio Castillo al Pueblu d'Asturies

Instrumentos de la industria farmacéutica clásica, fotografías y películas de la vida gijonesa del siglo pasado y carteles publicitarios conforman la cesión de Manuel del Castillo

Una de las fotografías de la donación.

Una de las fotografías de la donación.

Día importante para el Muséu del Pueblu d'Asturies, y así lo dicen los responsables del mismo, por la singular incorporación de fondos que ha propiciado la donación de Manuel del Castillo Rodríguez, industrial farmacéutico, excónsul de Chile en Asturias y exedil municipal por el PP en la última corporación. Se trata de fotografías, publicidad, utensilios, medicamentos y otros objetos curiosos salidos de la Farmacia y Laboratorio Castillo, de Gijón, un negocio con mucha historia y en torno al cual desplegó sus muchas inquietudes la familia Castillo. Incluso se inlcuye una colección de fotografías y películas de la vida gijonesa desde 1895 a 1972.

Según han explicado desde el propio Museo, que nunca dejan de agradecer estas donaciones, el material que les ha llegado "constituye un testimonio histórico de gran valor, pues se trata de utensilios y herramientas de uno de los laboratorios de especialidades farmacéuticas más importantes e innovadores de Gijón y Asturias. Creado en 1922 por Juan del Castillo Díaz-Calderón (Gijón 1882-1967), ingeniero químico y farmacéutico, que fue también director de la Escuela de Industrias de Gijón. La farmacia y el laboratorio estaban en la calle Corrida. Los Laboratorios Castillo funcionaron hasta 1984; la farmacia sigue en activo. Elaboró productos que se comercializaron en toda España, como los famosos 'Agua cutánea Castillo' (patentada en 1929) y 'Perborato dental Castillo' (1932). Otros productos fueron el 'Agua Oxigenada Castillo' (1928), el 'Anestésico Castillo' (1931), las 'Sales Castillo de Frutas Españolas' (1932), 'Linimento Castillo' (1941), la 'Pasta Dentífrica Castillo' (1941), entre otros muchos".

34

Gran donación de instrumentos farmacéuticos al Pueblu d'Asturies

Respecto a los instrumentos que han ingresado en el museo son los necesarios para la elaboración de fórmulas magistrales, preparados oficiales y análisis clínicos y químicos: autoclave de esterilizar Hartmann y C.ª de 1925, estufa para cultivos, microscopios, balanzas, probetas, cubetas, matraces, morteros, medidores, etc. También se incluyen utensilios para elaborar medicamentos y recipientes para contenerlos: moldes, botes, botellas, tarros, y cajitas de diferentes tamaños y formas. "El conjunto se completa con numerosas cajas y botellas de medicamentos antiguos elaborados por laboratorios farmacéuticos españoles y asturianos, y, por supuesto, de los productos patentados por la Farmacia y Laboratorio Castillo: perborato dental, pasta dentífrica y agua cutánea. También ingresa en el museo una colección de etiquetas de farmacias asturianas de 1900-1940, que se pegaban en los recipientes que contenían las formulas magistrales que elaboraban", explica el director del Muséu, Xuaco López.

Desde el museo gijonés siempre se ha mostrado una enorme gratitud por las donaciones que aportan particulares y que, por un lado, dan idea del valor que la sociedad asturiana reconoce a esta institución, y por otra permiten seguir dando forma a un centro que es referencia en España.

Las donaciones de particulares suponen un medio importantísimo como forma de incremento de nuestras colecciones....

Posted by Muséu del Pueblu d'Asturies / Museo del Pueblo de Asturias on Tuesday, November 17, 2020

Otro conjunto interesante que ha entrado en la donación son los materiales publicitarios de los productos Castillo, de los años treinta y cuarenta del pasado siglo, entre los que destacan los de los dos productos más emblemáticos de estos laboratorios destinados a la belleza de la piel y el cuidado de la boca: el Agua cutánea Castillo y el Perborato dental Castillo. De la importancia del negocio da idea el hecho de que para esa publicidad utilizaron la imagen de artistas famosas en aquellos años, como Imperio Argentina.

Tampoco desmerece nada la colección de 3.996 fotografías, integrada por negativos de placa de cristal y de acetato de 6×7 cm, 6×6 cm y 35 mm, y catorce fotografías estereoscópicas, todas ellas realizadas entre 1895 y 1970, que contienen imágenes de la ciudad de Gijón y de su vida social, así como fotografías familiares. Esta colección se complementa con 92 películas de Pathe Baby, Super 8 o 8 mm, de los años 1927 a 1972, con imágenes de Gijón, excursiones, viajes y celebraciones familiares.

Las fotografías y películas fueron realizadas por miembros de tres generaciones de la familia Castillo: Justo del Castillo y Quintana (Santander, 1841-Gijon/Xixón, 1912), el mencionado Juan del Castillo Díaz-Calderón y Justo del Castillo Bertrand (Gijón/Xixón, 1917-1990). Cabe recordar que los tres "eran fotógrafos aficionados de calidad, que pertenecían a una familia en la que la fotografía y las bellas artes tuvieron gran importancia. A esta familia pertenecían la pintora Carolina del Castillo Díaz-Calderón y su hijo el fotógrafo aficionado Gonzalo del Campo y del Castillo, cuyo archivo se conserva también en el Muséu del Pueblu d'Asturies". Según la valoración que se hace desde el propio museo se trata de fotografías y películas "muy relevantes para la historia de la fotografía y el cine familiar en Gijón/Xixón".

Compartir el artículo

stats