Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El feminismo asturiano toma posiciones

El colectivo 8M del Principado defiende su derecho a salir a la calle al igual que lo han hecho otros sectores durante la pandemia

Mujeres feministas, ayer, en la plaza de la Escandalera de Oviedo | LNE

Mujeres feministas, ayer, en la plaza de la Escandalera de Oviedo | LNE

Se sienten criminalizadas, aunque para ellas no es nuevo, pero están dispuestas a seguir dando la batalla, a seguir en la lucha. Las feministas asturianas no renunciarán a su derecho a alzar la voz, a manifestarse, por mucho que la pandemia las obligue a gritar menos alto, pero no menos claro.

Este año no habrá manifestaciones multitudinarias para reivindicar sus derechos el 8M, se cambiarán por concentraciones en distintos puntos de Asturias para las que aseguran que ya han solicitado todos los permisos a la Delegación del Gobierno en Asturias.

Las feministas asturianas ya salieron a la calle este fin de semana. Instalaron mesas informativas en distintas ciudades, ayer fue en el rastro de Gijón, en el mercado de Cangas de Onís y en la plaza de la Escandalera de Oviedo. Bajo un lema con clara alusión a la pandemia, “Les muyeres somos esenciales en Asturies”, organizaron una campaña de información para solicitar el apoyo ciudadano a sus reivindicaciones, unos derechos que están dispuestas a defender en la calle el próximo 8 de marzo por mucho que desde algunos sectores se les haya pedido que este año se queden en casa.

El sentimiento general de las feministas es que se quiere criminalizar el movimiento mientras a otros sectores como la hostelería o incluso agrupaciones políticas se les permite celebrar actos públicos. “Nosotras haremos concentraciones, pedimos el permiso y la Policía nos dirá cuántas personas se pueden reunir en cada sitio, cumpliremos escrupulosamente con todas las medidas de seguridad”, explicaban ayer en la plaza de la Escandalera de Oviedo.

La organización “Asturies feminista 8M” tenía convocada una reunión para última hora de la tarde de ayer con el objetivo de “tratar la ola de criminalización sobre la convocatoria del 8M”. En el encuentro estaba previsto también fijar las bases de las concentraciones que están programadas para el 8M.

Las feministas asturianas insisten en que cumpliendo con todas las medidas de seguridad que marquen las autoridades tienen el mismo derecho a salir a la calle que otras organizaciones. Ya lo hicieron este fin de semana en pequeños grupos informativos.

Compartir el artículo

stats