Se ha vuelto una imagen habitual la llegada de empresas e instituciones a las redes sociales. Y es que estar en Internet hoy en día es fundamental para formar parte del nuevo mundo. Además, es un escaparate idóneo para generar buena imagen y ganar confianza entre los usuarios según el tipo de contenido que se decidan a lanzar.

La Guardia Civil se ha sumado a la tendencia para usar su cuenta, en este caso, con un fin didáctico. Así, a base de mensajes cortos y bibliografías se dedican a dar consejos acordes a la época del año, los incidentes típicos en cada caso, la seguridad vial, los intentos de estafa o, en este caso, comportamientos cívicos y responsables con el medio ambiente.

Y es que cada día la sociedad parece tomar mayor consciencia sobre la necesidad de llevar una vida más saludable y construir unos hábitos sostenibles que no solo contribuyan a nuestro bienestar, sino que también lo hagan con el planeta. Por eso, cada vez son más estas campañas que buscan movilizar y concienciar para enseñar que se trata de un problema que de alguna forma hay que solventar lo más rápido posible a base de contribuir conjuntamente.

En esta ocasión, la Guardia Civil ha querido alentar a la población a no arrojar residuos por el inodoro. “Tirar ciertos residuos sólidos al inodoro o abandonarlos en la naturaleza tiene impactos ambientales, económicos y en la salud. ¡Sé consecuente!”, explica la publicación de Twitter. El lema de la campaña es "La naturaleza NO es nuestro WC. El WC NO es nuestra papelera" y alerta sobre esos residuos que de manera más habitual suelen acabar en el inodoro: toallitas húmedas, preservativos, bastoncillos, colillas, productos de higiene femenina, fármacos y cosméticos, lentillas, tiritas, ambientadoras, etc.

Esta campaña cuenta con la colaboración de las ONG SEO Birdlife y Ecoembes como parte de la campaña contra la basuraleza “Libera”. Este proyecto nació en el año 2017 para frenar las consecuencias de la basura abandonada en los entornos naturales en España. El objetivo de esta iniciativa es, según explica la propia página, “concienciar y movilizar a la ciudadanía para mantener los espacios naturales libres de residuos y que podamos, de esta manera, liberar mucha más vida en favor de la biodiversidad.