Si por algo destaca Lidl, además de por los precios de sus marcas blancas, es por el amplio catálogo de productos que llegan a sus tiendas semanalmente. Los artículos pasan a llenar los estantes y cajones de la tienda lo hacen por temática: juguetes, herramientas, deporte, carpinteria, etc. Sin embargo, en la era de Internet lo importante no es solo vender calidad, sino ganarse una reputación en redes. Precisamente este establecimiento cuenta con gran actividad en twitter, donde pone a disposición del público continuamente nuevos productos que se incorporan a la tienda con juegos de palabras para intentar captar su atención.

A través de estas cuentas en redes sociales la empresa promociona todo tipo de artículos, tanto permanentes como temporales -que cuentan con descuentos a través del catálogo semanal-. Tampoco se quedan fuera de las fechas más señaladas del año y por eso Lidl ya se encuentra inmerso en plena campaña navideña desde hace unas semanas.  Aunque cualquier momento en el año sea adecuado para regalar, lo cierto es que Navidad, Reyes Magos, o cualquier “amigo invisible” son muy importantes para muchas personas. Y aunque pudiera parecer que la empresa ya había sacado todos los productos posibles más afines a la festividad, algunos otros productos siguen llegando a cuentagotas. En este caso, Lidl ha anunciado un nuevo producto interactivo que lleva mucho tiempo causando revuelo en las redes sociales, ya que muchos influencers -como recientemente ha mostrado en su canal de Twitch el creador de contenido Illojuan- se han hecho con uno.

Se trata de un peluche interactivo que cuenta con dos particularidades que lo distinguen de un muñeco al uso. La primera de ellas es que tiene reacción a las voces, lo que quiere decir que captará aquello que dices para luego repetirlo con un tono distorsionado. Además, cuando se active para retransmitir tu voz, moverá el cuerpo haciendo una especie de baile. La versión de Lidl, en este caso, de este peluche interactivo, cuenta con tres modelos distintos: un mono “pedorretas” - balancea alegremente y se ríe de sus pedos-, un papagayo -repite todo lo que escucha moviendo graciosamente las alas- y un cactus -repite todo lo que escucha moviendo graciosamente el cuerpo-. Los tres muñecos están hechos de poliester y su precio es de 14,99 euros.